Lunes 21/08/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Tribunas

El regreso de qué teología de la liberación

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

A propósito de la visita a Roma de Gustavo Gutiérrez, quien es definido como uno de los "padres" de la teología de la liberación, y del hecho de se haya publicado la edición italiana de un libro escrito al alimón con el Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la fe, monseñor Gerhard Ludwig Müller , convendría aprovechar la oportunidad para reavivar la memoria.

Primero, con la relectura de la "Instrucción sobre algunos aspectos Instrucción sobre libertad cristiana y liberación", Libertatis conscientia, de 22 de marzo de 1986, y la "Instrucción sobre algunos aspectos de la «Teología de la liberación»", Libertatis nuntius, 6 de agosto de 1984.

Y, también, lo que confesara el pasado mes de marzo otro de los referentes de esta teología: Clodovis Boff, hermano de Leonardo Boff, que en una entrevista al diario brasileño "La Folhade S. Paulo" renegó de algunos trabajaos suyos pasados y se expresó con críticamente con las ideas que antes defendía. Dijo que la teología de la liberación había incurrido en "la instrumentalización de la fe en la política" y expresó claramente "que habría sido mejor tomar en serio la crítica de Ratzinger".

La noticia que Aceprensa ofreció, en su día, de esa entrevista señala que "respecto a si el luego Papa Benedicto XVI fue el enemigo de la teología de la liberación, Clodovis reconoce ahora que "en los dos documentos publicados, Ratzinger defendió el proyecto esencial de la teología de la liberación: el compromiso con los pobres como resultado de la fe. Al mismo tiempo, criticaba la influencia marxista (...) El documento de 1986 señala la primacía de la liberación espiritual, perenne, sobre la liberación social, que es histórica. Las corrientes hegemónicas de la teología de la liberación prefirieron no comprender esta distinción. Esto ha hecho, con frecuencia, que esa teología haya degenerado en ideología".

Clodovis Boff negó entonces que los teólogos de la liberación hubieran sido sometidos a procesos inquisitoriales. La Iglesia no puede entrar en negociaciones cuando se trata de la esencia de la fe: "La iglesia no es como la sociedad civil, donde la gente puede decir lo que quiera. Estamos vinculados a una fe. Si alguien profesa algo diferente de esta fe se autoexcluye de la Iglesia", comentó.

José Francisco Serrano Oceja

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·