Jueves 08/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Tribunas

De periodistas y gladiadores

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Periodistas católicos, comunicadores cristianos, gladiadores catódicos. A nosotros los leones. Pocos faltaron al X Encuentro de Comunicadores sociales organizado por la archidiócesis de Madrid. Acudieron puntuales a la primera cita, la misa, el acontecimiento, el director del Secretariado de la Comisión Episcopal de Medios, José María Gil Tamayo, que junto con Juan Pedro Ortuño, Delegado de medios de la matritense, hicieron de maestros de ceremonias y de parapetos de un cardenal Rouco que se centró en la Pascua y habló de Pascua y periodismo, del tiempo de pascua y del tiempo de la comunicación, y tuvo, como siempre, palabras alentadoras. Hay quien dice que el cardenal Rouco es reacio a los medios. Ni lo es, ni se le espera así. Lo que no se puede negar es que es afable con los mediadores, como ocurrió en un improvisado café posterior, en el que se le vio charlar con periodistas y empresarios de la comunicación. Allí estaban Julio Ariza, de Intereconomía, por ejemplo, o Juan Manuel de Prada, o José Luis Restán, de la COPE, o don Esteban Munilla, de Radio María.

La conferencia de Juan Manuel de Prada fue como un artículo del ABC in extenso. Como antes, en la misa, había leído el Apocalipsis, le salía a borbotones la escatología, el tiempo final que suele ser el tiempo primero, la bestia, el dragón, la historia, el Libro de la Vida, Santa Teresa, el pasado, el presente y el futuro, examen de conciencia, mea culpa, la educación, la buena y la mala, la ideología, Castellani, los contertulios, y la fe, la moral y las buenas costumbres. Primer día, primera mañana. Al encuentro de Comunicadores sociales de la archidiócesis de Madrid fuimos hablar de la televisión y nos encontramos con la altura de la mirada de lo humano, que es el cristianismo. La televisión, un, dos tres, responda otra vez. Alguna idea clara, mañana y tarde.

Antes de las cinco de la tarde, a las cuatro y media de la tarde, sangre, sudor y lágrimas. Una primera fila de lujo con María Rosa de la Cierva y Fernando Jiménez Barriocanal, metido en la distinción, que es lo académico. Y en la mesa, Sonia Losada, de Telecinco; Ramón Pi, de Intereconomía; Cristina López Schliting, de COPE y Ernesto Sáenz de Buruaga, de Telemadrid, apuestos, aguerridos defensores de lo humano, habladores, conversadores, finos analistas, jueces implacables de lo propio y de lo ajeno, y libres, muy libres, totalmente libres, de esa libertad que no se encuentra en los medios y sí en algunos mediadores. Una tarde de algo más que de televisión. ¿De qué hablamos cuando hablamos de la Televisión?, se preguntó alguien. De la vida, como en el X encuentro de Comunicadores sociales.

José Francisco Serrano Oceja