Miércoles 23/08/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Tribunas

El cardenal Maradiaga en España

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Un artículo de...

Jose Francisco Serrano
Jose Francisco Serrano

Más artículos de Jose Francisco Serrano »

En los últimos meses no es infrecuente encontrarse con informaciones de la presencia en España del cardenal Andrés Rodríguez Maradiaga, arzobispo de Tegucigalpa, uno de los hombres más cercanos al Papa Francisco. No en vano es pieza destacada de la Comisión de cardenales para la reforma de la Curia. Se dice, se cuenta, se comenta, que este cardenal salesiano, políglota, suele hablar con el Papa de una España y de la otra España, que diría Martí.

Recientemente, ha tenido dos intervenciones destacadas en nuestro país. Una de ellas, en una enjundiosa entrevista en el suplemento dominical del Grupo El correo y del ABC, XL Semanal. En la citada entrevista insiste en algunos aspectos claves de la personalidad y de la forma del pontificado del Papa Francisco.

La segunda, que no debe pasar inadvertida, ha sido su participación en las terceras Jornadas de pastoral de la Archidiócesis de Toledo, después de que no hace mucho estuviera en Logroño y en Guadix-Baza. Habitualmente estamos acostumbrados a las palabras del cardenal de Tegucigalpa sobre la pobreza, los pobres, los límites y las fronteras. En esta ocasión, ha disertado sobre la parroquia en la vida de la Iglesia, “La Parroquia: Comunidad de Comunidades e Iglesia en la Iglesia”.

El punto de partida es claro: “Toda parroquia está llamada a ser el espacio donde se recibe y acoge la Palabra, se celebra y se expresa en la adoración del Cuerpo de Cristo y, así, es la fuente dinámica del discipulado misionero”. El cardenal Maradiaga invitó a los asistentes, casi un millar, a preguntarse: “¿Se vive y me siento así en mi Parroquia?”.

Otro de los puntos que ha abordado este cardenal clave en el pontificado del papa Francisco ha sido el de la necesidad de tener “Inteligencia Pastoral y creatividad para llegar a ser una red bien tejida de comunidades vivas portadoras de la Buena Noticia del Reino de Dios. Esto urgirá como estrategia una “sectorización”; ésta va a suponer y a llevar consigo, particularmente en los centros urbanos y en las periferias, una saludable dinámica descentralizadora”.

Insistió en que “los discípulos misioneros han de ir dando lugar a una descentralización de los servicios eclesiales de modo que sean muchos más los agentes de pastoral que se integren a esta misión”. “La Inteligencia Pastoral nos sugiere la necesidad de continuar construyendo actitudes nuevas y estructuras nuevas en el esfuerzo de hacer de nuestras parroquias comunidades que viven y proyectan fraternidad”, aseguró el cardenal Maradiaga.

Etiquetas
“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·