Lunes 05/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Tribunas

Me alegro por la Teología

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

No se trata de un juego, ni de compensar hebdomadariamente a la Teología. La pasada semana, lo sentía por la pérdida teológica estival y ésta me alegro por varias razones. Benedicto XVI ha renovado la Comisión Teológica Internacional. Y nos ha tocado una plaza: la del Decano de la Facultad de Teología San Dámaso, de Madrid, Javier Prades. El organismo pertinente de la Conferencia Episcopal había, lógicamente, propuesto un nombre y el Papa se ha fijado en el recién nombrado decano de Teología de Madrid, que como ya saben nuestros lectores es un hombre de altitudes, ligado a la Escuela de Teología del cardenal Angelo Scola, que bebe de las fuentes del carisma de Luigi Giussani y de H. U. von Balthasar. Se da la curiosidad que dos de los nombrados por el Papa hubieran podido celebrar el nombramiento en Ávila, la pasada semana.

El primero en la lista vaticana es el dominico Charles Morerod, que tuvo una magnífica conferencia inaugural en el curso de verano de esa incipiente Universidad Católica de Verano. Pero las sorpresas de la Comisión Teológica Internacional no acaban aquí, porque de entre los nombres designados se encuentra otro profesor, en este caso extraordinario, de San Dámaso, Michael Schulz, docente de la alemana Universidad de Bonn. Un teólogo del grupo del obispo de Ratisbona, G. L. Müller.

La noticia de Roma coincidió con una nota de prensa de la Compañía de Jesús en España en la que decía que “seis tesis doctorales defendidas durante el curso 2008-09 y numerosos trabajos científicos publicados en el último trienio (libros, capítulos, artículos, etc.) son el resultado de la incesante actividad investigadora realizada por la Facultad de Teología, de la Universidad Pontificia Comillas, en su apuesta decidida por la investigación. De los seis nuevos doctores, dos son portugueses y hay dos laicos, una mujer y un profesor de la propia facultad. En los tres últimos cursos, los profesores de la facultad han dedicado un esfuerzo notable a la actividad investigadora, entre las publicaciones científicas se cuentan 36 obras, casi 130 capítulos en libros, cerca de 80 artículos y un centenar de ponencias y comunicaciones en congresos y jornadas científicas”. Pues eso, a cada uno, lo suyo. Felicidades.

José Francisco Serrano Oceja