Domingo 24/09/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Tribunas

El Youcat español

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Lo que parecía una magnífica idea, y lo sigue siendo; lo que iba a significar una novedad editorial de inteligencia de la fe, de propuesta para los jóvenes, y lo sigue siendo; el Youcat, iniciativa austro-germana de formación cristiana para los jóvenes, y para los no tan jóvenes, acabará siendo el enésimo episodio en el que se mezclan todos los fenómenos y se conjugan toda las constelaciones del caso mediático, mixtura de las profundidades de la situación de la Iglesia con la epidermis del tejido social.

La iniciativa partió del cardenal Christoph Schönborn y su entorno. No me digan si del primer Schönborn, el joven teólogo de la teología de Juan Pablo II; del segundo, el joven obispo del pontificado de Juan Pablo II; o del tercero, el actual mediático cardenal. Para que llegara a la Jornada Mundial de la Juventud, con no pocas discusiones, oposiciones, admiraciones en el interior de la Comisión Organizadora, fue decisiva la intervención del organizador local, es decir, del cardenal Rouco Varela, quien aceptó las indicaciones de quienes, en los entornos pontificios, lo consideran, y así lo es, un instrumento privilegiado de acompañamiento de la Jornada Mundial de la Juventud. Hasta el punto de que el prólogo, escrito por Benedicto XVI, es una pieza magistral de diálogo con el corazón y con la razón del hombre. En una reciente reunión en Madrid fue presentado por sus autores y por la editorial matriz.

La editorial Encuentro, que si por algo se ha caracterizado a lo largo de su historia ha sido por publicar, cuidadosamente, incluidas las traducciones, la mejor teología centroeuropea, incluida la de Joseph Ratzinger, se empeñó en el proyecto con la generosidad apostólica que les caracteriza. Sin lugar a dudas, les ha costado tiempo, esfuerzos y dinero. La peculiaridad del texto, que conjuga las variadas formas de la catequesis tradicional con comentarios parenéticos y mistagógicos, citas del magisterio, de santos, de teólogos, de hombres de la cultura, ha exigido una inevitable adaptación a la circunstancia española e hispanoamericana. Ejercicio que la editorial ha realizado con un especial cuidado y esmero.

A partir de ese momento, después de la inicial traducción, y de la adaptación estilística, el Secretario general de la Conferencia Episcopal Española, monseñor Juan Antonio Martínez Camino, ha sabido de la fidelidad del libro al magisterio del Papa, con lo que es prácticamente imposible que la edición española, que, según el proyecto inicial es doble, con dos formatos, con dos públicos, contenga las ambigüedades que se han superpuesto a otras ediciones europeas.

Corolario final: ¡Qué le está pasando a la comunicación pública de la Iglesia que siempre tropieza en la misma, o parecida, piedra! Acaso ingenuidad; acaso intenciones sumadas; acaso descuidos insospechados; acaso falta de formación; acaso presión externa para intentar la modificación interna; acaso evidentes fallas de presencia pública; acaso desorientación; acaso signo de contradicción; acaso ganas de complicar la vida. Youcat, también en el nombre, es un magnífico instrumento para el “catequeo”, etimológicamente ruido. Ya lo habrán comprobado, y lo comprobarán.

José Francisco Serrano Oceja

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·