Miércoles 16/08/2017. Actualizado 16:52h

·Publicidad·

Tribunas

Teología en verano

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Después de la desamortización producida por el disenso teológico ha venido la restauración de la altura teológica. Y lo ha hecho con todas sus galas.

Un año más, la Universidad estival del Estado Español, la única que no tiene profesores estables ni alumnos permanentes, y que en estas fechas es objeto del deseo de no pocos ilustres catedráticos, ha albergado un Seminario de alta teología. Por cierto, el curso con más alumnos de los programados en este año.

Lo interesante de esta semana de rigor teológico, de seriedad metodológica y de comunidad de vida y de pensamiento, ha sido aparentemente no tanto el título del Seminario, "Crisis del hombre-Crisis de Dios", sino la presencia de un significativo grupo de profesores de filosofía y teología de diversas universidades españolas que representan a una nueva generación.

No en vano, quien ha sido el "alma Mater" de esta iniciativa académica, el catedrático y académico Olegario González de Cardedal, anunció durante una de las sesiones matutinas que había llegado la hora de ceder el testigo de la dirección de esta Escuela a quienes se pueden considerar sus discípulos. Las razones que aludió son de índole personal: las recientes intervenciones quirúrgicas que ha sufrido le obligan a un cambio en su forma de presencia académica y, por tanto, pública. Si bien es cierto que en ningún momento se confirmó que la Escuela continuará en la Universidad Internacional Menéndez y Pelayo, entre otras razones porque esta Universidad está a la espera de cambios en el rectorado, lo que no se puede negar es que ése es su espacio natural, su humus nutricio. Un dato que conocen, entre otros, los profesores César Nombela, ponente de la última sesión de esta Escuela, o el prestigioso profesor Julio Iglesias de Ussel, entusiasta de esta inicitaiva.

La continuidad de este proyecto académico de presencia de la teología en la vida pública pasa por los nombres de Ángel Cordovilla, joven y acreditado profesor de teología de la Universidad de Comillas, discípulo dilecto del P. Ladaria, secretario para la Congregación de la Doctrina de la fe; Santiago del Cura, catedrático de Teología, que fuera miembro de la Comisión Teológica Internacional y hombre de madurez insondable; o Vicente Vide, joven decano de Teología de Deusto, y responsable del inminente Congreso de Teología sobre el Concilio Vaticano II, que las Facultades de Teología españolas organizarán, durante el próximo año, en Salamanca.

La Escuela de Teología "Karl Rahner-Hans Urs V. Balthasar" es un dato de hecho que no debe pasar inadvertido a la conciencia cristiana.

José Francisco Serrano Ocejajfsoc@ono.com

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·