Jueves 17/08/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Tribunas

G. Sartori: No jugar con las palabras

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Un artículo de...

Jesús Ortiz
Jesús Ortiz

Más artículos de Jesús Ortiz »

Una imagen vale más que mil palabras, suele decirse, pero no es así según el pensador Giovanni Sartori, recientemente fallecido. Considera que leer lleva a pensar mientas que ver imágenes no lo facilita.

Una de sus obras más difundida se titula Homo videns, contrapuesto a Homo sapiens[1]. Con un estilo personal brioso expone sus razones contrastadas con otros autores e ilustradas con investigaciones solventes.

La tesis de Sartori es que el hombre que abandona el ejercicio de la abstracción (pensar y razonar conceptos desde la información) pierde racionalidad y se convierte en el animal simbólico (homo videns) incapaz de transitar por el mundo del homo sapiens: una persona que piensa, reflexiona con lógica, no se conforma con lo inmediato, y se esfuerza por tener una visión más universal.

Palabra y realidad

Precisamente el homo sapiens se desarrolla también en la esfera del mundo no sensible: conceptos y concepciones mentales, que siguen una lógica y excluyen errores o apariencias. Y si destruimos los conceptos abandonamos la lógica y todo se hace inestable y relativo ¿No nos suena? Si llamamos matrimonio a cualquier unión afectiva, o muerte digna al suicidio, orgullo a la exposición descarada de una opción sexual, o escrache al acoso, entonces no hay modo de entenderse y desaparece la frontera entre lo beneficioso o lo perjudicial para la persona, lo que contribuye al bien común o sólo a unos pocos, lo que es justo y conforme a normas de convivencia pacífica o lo que es injusto.

De suyo y en principio la palabra y la imagen no se contraponen pero cuando esta se impone sobre la palabra sufre el pensamiento, la cultura y el progreso cualitativo. En los países de nuestro entorno está comprobado estadísticamente que mientras los jóvenes ven varias horas de televisión y dedican horas a las nuevas tecnologías, decae la lectura (más del 30% no lee un libro al año), entre otras causas porque no tiene tiempo para ello.

El avance tecnológico es inevitable y contribuye a la civilización pero no debe aceptarse a ciegas, como hacemos por ejemplo con la contaminación que es inevitable pero la combatimos razonablemente, o la energía nuclear que puede ser beneficiosa o tremendamente perjudicial. Por eso ante el progreso tecnológico inevitable debemos tomar medidas.

Sartori considera que se está dando un nuevo modo de situarse ante la vida que consiste en levantar los muros antes que los cimientos, colocar los ladrillos antes que la argamasa, y empezar la casa por el tejado. No le falta razón en su crítica cuando vemos que una pareja primero convive, luego tiene hijos, y más tarde se casan con los hijos de la mano.

Para pensar

Algunas afirmaciones suyas pueden hacernos pensar aun discrepando de ellas, por ejemplo:

- Es falso que la imagen no miente aunque sí hace la mentira más eficaz

- La televisión ha homogeneizado los modelos de vida restando libertad

- Los telediarios agitan al público para aumentar la audiencia

- El mundo dominado por la imagen está generando el pospensamiento y la posverdad

- El conocimiento mediante imágenes no es un saber en sentido cognoscitivo

- Tenemos un gran proletariado del pensamiento

- Los niños son absorbidos por la navegación pero no por los contenidos

- El lenguaje joven es hoy por aproximación

- Los sondeos se basan en opiniones desinformadas de gente no experta en problemas complejos

- El testimonio de los famosos no es una fuente autorizada de verdad

- La tecnopolítica digital será utilizada por una raza patrona de pequeñas elites que puede llegar al totalitarismo.

- Se está dando una erosión del capital social y axiológico, sobre los valores de la persona

- El homo sapiens está desplazado por el homo sentiens obnubilado por los medios como homo videns




[1] Homo Videns. La sociedad teledirigida. Taurus. Bardelona 2016, 20ª.205 págs


“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·