Domingo 04/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Tribunas

¿Pasa algo en y con la CONFER?

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Vamos a hablar de la CONFER (Conferencia Española de Religiosos), que no es hablar de minucias. Si acaso de macroeconomía de Vida Religiosa, o de la ley de los grandes números. Hace unas semanas, allá por los últimos días del mes de mayo, apareció una noticia en la que se decía que el religioso Enrique Losada había presentado su dimisión como Secretario General de la Conferencia Española de Religiosos (CONFER). Este religioso, de la Congregación de los Sagrados Corazones de Jesús y de María, había alegado problemas de salud para poder seguir desempeñando su cargo, “al frente de los religiosos españoles”, como señalaba el comunicado de la Agencia de Información interna.

Cuando hablamos de la CONFER, que preside el Mercedario Alejandro Fernández Barrajón, nos estamos refiriendo a 300 congregaciones religiosas femeninas y 104 masculinas, que pertenecen a CONFER, repartidas en 6429 comunidades religiosas. Según estadísticas internas, a falta actualizar los datos, el número de religiosas es de 35.533. Religiosas de votos perpetuos son 33.288; jóvenes religiosas de votos temporales hay 2072, y 173 novicias. En cuanto al número de religiosos, en España son 10.325. De ellos, 9593 son de votos perpetuos, 562 religiosos jóvenes de votos temporales y 170 en periodo de noviciado. A estas cifras hay que añadir los 15.856 misioneros españoles en el extranjero, según fuentes de las Obras Misionales Pontificias. De los cuales 9.858 son religiosas y 5.998 religiosos.

Lo que parecía una noticia sin más trasfondo, no lo es. En el próximo otoño se producirán elecciones a la presidencia de la CONFER y parece ser que a las Congregaciones de más peso les está pesando la actual presidencia por la excesiva problematización en múltiples frentes. En los próximos días se anuncian más fugas de responsables de esa institución, con lo que parece está cundiendo no sólo el pánico, también el ánimo. Los obispos, que no dejan de asombrarse por lo que pasa en la Vida Religiosa, callan y esperan. De momento, y con un éxito sin precedentes, la Comisión Episcopal de Vida Consagrada y la Facultad de Teología san Dámaso han organizado un amplio programa de formación para las religiosas, en Ávila, que es la envidia de otros países. Y ahí estamos. No sabemos qué va a pasar. Pero algo pasará, sin duda.

José Francisco Serrano Oceja