Miércoles 18/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Tribunas

¿Cómo están los Legionarios de Cristo?

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Más allá de los típicos y tópicos mantra sobre la el pasado y el presente de la vida de los Legionarios de Cristo, son pocas las informaciones veraces que se tienen acerca del estado de la Institución, de los proyectos y caminos de futuro. En una palabra y para entendernos, sobre el proceso de refundación.

Por eso tienen especial valor unas recientes declaraciones del Vicario General, P. Silvestre Heereman, alemán de 38 años. Sin lugar a dudas, la discreción del proceso que se está viviendo en la familia de la Legión es garantía de futuro y el mejor cortafuego frente a las intenciones permanentes de incendiar su realidad.

José Luis Restán ha realizado, en el Programa "El espejo", una entrevista, en días pasados, al Vicario General de los Legionarios de Cristo en las que se palpa la temperatura ambiente. Lo que no se puede negar es que la Iglesia, como madre y maestra, nunca abandona a sus hijos. Y que el sentido sobrenatural, el amor al Papa y la fidelidad al Evangelio están produciendo sus frutos. En no menor medida, hay que contar con la generosidad de no pocos obispos que están acogiendo en sus presbiterios a sacerdotes procedentes de la Legión y que están ayudando, incluso materialmente, a sus actividades apostólicas.

El P. Silvestre Heereman se ha referido a los momentos de confusión del pasado. El abrazo a la cruz siempre es purificador. La inmediata respuesta a la invitación de Benedicto XVI a que revisaran y profundizaran en su carisma fue acogida con humildad y se está desarrollando un itinerario de silencio, con tres pasos, según explica su responsable: "El primero es el reconocimiento de "Cristo amigo, un encuentro con Cristo vivo con el que experimentas su amor y su cercanía". El según paso es el "Cristo apóstol y misionero, que tiene el deseo de llegar a los hombres". Y el tercer paso es el "Cristo apóstol que también forma apóstoles".

"La fuerza sanadora de Dios, insistía el P. Heereman, es capaz de superar los traumas y golpes de la vida". Ahora toca la aprobación de los nuevos Estatutos y la convocatoria de un Capítulo General, que tendrá lugar a finales de 2013 o en 2014. Sobre todo, sentir con la Iglesia, y dejarse amar y acompañar con la oración por los hermanos.

pserrano@planalfa.es

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·