Jueves 17/08/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Tribunas

Larga entrevista al Papa Francisco

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Un artículo de...

Jesús Ortiz
Jesús Ortiz

Más artículos de Jesús Ortiz »

“El nombre de Dios es misericordia” se titula el libro-entrevista al papa Francisco por el vaticanista Andrea Tornielli y editado en Planeta Testimonio. Por cierto, muy bien editado con letra grande e índice (que ahora falta sorprendentemente en otras obras). De nuevo, el papa Pastor habla con la naturalidad y sentido sobrenatural que le caracteriza, y llega con facilidad al corazón más que a la cabeza.

La misericordia es su gran tema pues sabe darle una gran actualidad, más allá de las necesidades del momento en una sociedad occidental como la nuestra. Sin embargo y aunque esté implícito, queda algo desequilibrado el desarrollo de las obras de misericordia espirituales pues las corporales son las preferidas, quizá por ser más evidentes para una mayoría. Es una tarea para todos pues con frecuencia son relegadas por ser menos visibles.

Bien es cierto que las respuestas sobre el sacramento de la confesión son abundantes y ocupan más de un apartado, y es parte esencial de la misericordia a cargo de los ministros de la Iglesia de Jesucristo, que perdonan, enseñan, aconsejan, corrigen, consuelan, sufren con paciencia, y ruegan por los penitentes arrepentidos.  Esta es una catequesis permanente que está haciendo papa Francisco sobre este sacramento relegado hasta ahora por los sacerdotes posconciliares, o así se llamaban. El papa exige a los sacerdotes que se sienten a conocer de veras los problemas de los fieles como único camino para confortar las conciencias desorientadas o sumidas en la tibieza, además de la falta de coherencia con la moral católica y la ley natural.

Es más, les dice con toda claridad que aprendan de nuevo a confesar estando a la altura o la bajura de los tiempos. Y eso no se puede hacer si ellos mismos no se confiesan habitualmente. En suma, el Año de la Misericordia es un escaparate para entender y practicar el sacramento del perdón, de la coherencia y de la alegría, porque como dijo Benedicto XVI la Iglesia es la comunidad de los perdonados.

En este libro, complemento de la Bula, el papa Francisco tiene el don de exponer la caridad, la esperanza y la fe con frecuentes anécdotas personales y frases breves e incisivas. Por ejemplo: Sin la misericordia el mundo no existiría; la misericordia es el carnet de identidad de Dios; vencer la globalización de la indiferencia; la familia es el hospital más cercano; el confesonario no es una tintorería; o vivir el  apostolado de la oreja, y un largo etcétera.

Además de otras muchas cosas, todo eso y más, está en esta larga entrevista a Francisco y podemos añadir también eso de larga vida al Papa.

Etiquetas
“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·