Viernes 09/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Tribunas

¿Una Iglesia neonacionalcatólica?

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Tengo que enviar un correo electrónico al jesuita P. Norberto Alcocer. Y lo tengo que hacer después de leer el texto de su ponencia “De la fascinación al quebranto, del quebranto a la esperanza: la presencia de la Iglesia católica en la sociedad española en los últimos cuarenta años”, en el libro recién editado “Cuatro prioridades pastorales de la Iglesia en España”, de la Universidad Pontificia de Salamanca en Madrid. Y lo tengo que hacer porque siempre que nos vemos hablamos de la necesidad de dialogar. Y lo debo hacer porque alguna de sus afirmaciones sobre las relaciones entre la Iglesia y la sociedad en España no me parecen acertadas, y porque algunos de sus juicios sobre algunos obispos, tampoco. Y lo voy a hacer porque considero que Norberto es uno de los jesuitas que, desde su trabajo en aquel confidencial que se leía en casi todas la comunidades de religiosas, más influye en la opinión pública y en la publicada al interno de la Iglesia, aunque tendría que decir –si sigo sus tesis de fondo y de forma en su texto- que ya no sé de qué Iglesia.

Ahora tendría que reproducir las tesis sostenidas en las páginas 37 a 40, por ejemplo, pero creo que servirían más de carnaza que de seria posibilidad de argumentación. Sólo me fijaré en la conclusión de la página 49: “Nuestro quebranto aumenta cuando contemplamos cómo una suerte de neonacionalcatolicismo se abre camino en sectores relevantes de nuestra Iglesia nacional. Es cierto, y pensamos que esta empedernida nostalgia teológica convierte nuestro camino en pedregal doloroso y casi sangrante. Todo esto es cierto y es inútil pasar como gatos sobre brasas en una cuestión tan medular”.

Se me ocurren muchas preguntas, retóricas. Por ejemplo, ¿la Fiesta de la familia del próximo 27 de diciembre, con más de una veinte de cardenales y obispos europeos, ¿es neonacionalcatolicismo o expresión postmoderna de la fe? ¿Por qué tanta obsesión con la historia, que algunos vivieron, otros no? ¿La teología de Benedicto XVI es teología nostálgica? ¿La JMJ, sobre la que pilota gran parte del movimiento final de una época en la Iglesia en España y el inicio de otra nueva, es también neonacionalcatolicismo? ¿Quién empezó con las medidas legislativas laicistas?, ¿acaso la Iglesia?

Lo dejaré ahí. Y para que no se me enfaden los responsables de siempre dentro de la Societas, que no perfecta, una noticia que les honra: el proyecto MAGIS 2011, que ya tiene incluso un logo bastante bueno y adecuado a la realidad y al mensaje que se quiere transmitir. Leamos el comunicado oficial: “La Compañía de Jesús de las Provincias de España y Portugal había convocado un concurso para el diseño del logotipo del que depende la identidad institucional de la experiencia MAGIS 2011. Con el nombre latino MAGIS (más), la Compañía de Jesús ha organizado en los últimos años una experiencia pastoral destinada a jóvenes de espiritualidad ignaciana de todo el mundo en las fechas previas a las Jornadas Mundiales de la Juventud (JMJ). Las JMJ tendrán lugar en Madrid del 16 al 21 de agosto de 2011, con la asistencia del Santo Padre Benedicto XVI. En los días previos, del 5 al 16 de agosto, la Compañía de Jesús, junto con otras instituciones de espiritualidad ignaciana, ofrecerá la experiencia MAGIS como una invitación para que los jóvenes, personal y comunitariamente, se encuentren con Cristo en medio de las diversas situaciones de nuestro mundo”.

José Francisco Serrano Oceja