Lunes 25/09/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Tribunas

Ataque americano a Siria

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Un artículo de...

Ángel Cabrero
Ángel Cabrero

Más artículos de Ángel Cabrero »

Es bastante sospechosa la actitud del presidente americano Trump en el ataque a Siria. Cualquiera de las personas más cercanas al conflicto dudaron en todo momento que el ataque con gases fuera del presidente sirio. Este no tiene ningún interés en atacar a su pueblo, y menos de esa manera. Así lo ha declarado el obispo sirio Georges Abou Khazen, Vicario de Alepo para los católicos de rito latino: "Una cosa que desconcierta, ante el ataque militar de Estados Unidos en territorio sirio, es la velocidad con la que ha sido adoptado y ejecutado sin una investigación previa adecuada sobre la trágica historia de la masacre con armas químicas sucedida en la provincia de Idlib" (Fuente: Gaudium Press).

Da toda la impresión de que en los últimos ataques en esa tierra hay intereses que no tienen nada que ver con la población, que al final es la que pierde. No se entiende muy bien cómo se ataca la base desde donde salen los vuelos que tienen a raya a los terroristas del DAES, justo en el momento en que parece que no tienen más remedio que retroceder. Da la impresión de que en estos movimientos nos encontramos de nuevo con los señores de la guerra, que sacan pingües beneficios de la perpetuación de los conflictos.

El obispo sirio Georges Abou Khazen dijo que "esta operación militar abre nuevos escenarios inquietantes para todos". "Veo que ahora también Erdogan se alegra por esta intervención, decidida y realizada sin tener en cuenta las voces que pedían una investigación independiente sobre los eventos en Idlib. Todo se decide en base a los impulsos transmitidos a través de los medios de comunicación internacionales. El Papa y la Santa Sede no son escuchados. Y hay quienes quieren que esta guerra sucia continúe".

Los que están cerca lanzan esta acusación tan tremenda, hay quienes quieren que esto siga. ¿Por qué? ¿Es simplemente el tráfico de armas? ¿O es que alguien está interesado en colaborar con el ISIS para que destruya este país, que durante siglos ha sido un ejemplo de convivencia entre religiones? ¿Cómo se entiende semejante precipitación en un hombre de estado? Bien es verdad que el señor Trump todavía no ha demostrado que tenga conocimiento de lo que es un hombre de estado.

Llama la atención que cuando llega la voz de alguien cercano de verdad al conflicto se digan cosas tan distintas a las que dice la prensa. La hermana Guadalupe, misionera del Verbo Encarnado, que va por todo el mundo contando lo que ha visto, no deja de advertir sobre esto, pero luego nos quedamos, casi siempre con lo que dicen los periodistas, que saben de referencias, que saben lo que dicen las campañas orquestadas. Es la mentira del mundo, y mientras tanto, miles de muertos, millones de deportados.

Las publicaciones de expertos son abundantes, pero no suelen leerse. Parece que lo que importa es solo la noticia.

José Javier Esparza, La historia de la Yihad, La esfera de los libros 2017



Etiquetas
,
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·