Sábado 19/08/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Solidaridad

Las empresas privadas se vuelcan con la solidaridad. Por el Banco de Alimentos de Madrid pasaron 126 voluntarios en el último trimestre

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Son nombres conocidos de empresas grandes, como Caser Seguros, DHL, Credit Suisse o Ralph Laurent. En medio de una crisis que afecta ya de manera cercana a muchos españoles, se decantan por poner su granito de arena en la ayuda a los más desfavorecidos. Una vía es el Banco de Alimentos.

Las compañías hacen campañas de la llamada Operación Kilo para recoger comida que después mandan a este organismo que las reparte entre casi 400 entidades. Pero lo más novedoso es que muchas empresas prestan también unas horas de trabajo de sus empleados para estas labores de voluntariado. Durante un rato, trabajadores de distintos departamentos dejan sus quehaceres cotidianos para ayudar al Banco de Alimentos o a alguna de las instituciones que recibe su ayuda a cargar, repartir y descargar comida.

La experiencia está resultando un éxito. Los necesitados reciben ayuda y los que donan esa ayuda pueden ver de primera mano la realidad de los más desfavorecidos. La compañía Caser quedó tan agradecida con la experiencia que ya se han formado 7 grupos distintos de voluntarios con 74 personas involucradas.

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·