Domingo 20/08/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Solidaridad

Se celebrará un concierto para recaudar fondos

Los religiosos Camilos y los Jesuitas abren un centro terapéutico para atender a personas sin recursos

Se trata de una ayuda complementaria a la ofrecida por los servicios de salud, asistenciales y sociales. La herramienta clave será “escuchar”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La entidad Arrupe (Jesuitas) y los Religiosos Camilos, vinculado al Centro de Humanización de la Salud de Tres Cantos en Madrid, abrirán el próximo 1 de marzo el “Centro de Escucha de Valencia” con el fin de atender los sufrimientos de muchas personas sin recursos.

Cartel del concierto para recaudar fondos. Cartel del concierto para recaudar fondos.

Esta iniciativa pretende ofrecer una ayuda complementaria a la ofrecida desde los servicios de salud así como los asistenciales y sociales. Para sacar fondos se celebrará un concierto benéfico el próximo sábado 27 de febrero a las 19 h en el Salón de Actos del Centro Arrupe. Con un precio de 10 euros por entrada, será ofrecido por Quiteria Muñoz (Soprano), Úrsula Segrra (Arpa) y Manuel Segarra (violín).

Como afirma el director del nuevo centro, Ignacio Dinnbier SJ, “cada vez más personas de toda edad y condición sufren por distintas causas y necesitan sentirse escuchadas por personas capacitadas. Esta situación se repite en centros sanitarios, sociales y asistenciales donde los profesionales, más allá de su trabajo, se encuentran con personas que solicitan acompañamiento y asesoramiento en situaciones vivenciales que escapan a su labor”.

En este centro gestionado conjuntamente por Los Camilos y los Jesuitas, la escucha será la herramienta terapéutica clave. Las personas sin recursos afectadas por crisis familiares, hechos traumáticos, depresión, duelos o migrantes con desarraigo, serán los beneficiados.

En un Centro de Escucha se acompaña a las personas para afrontar sus dificultades desde una perspectiva humanista e integral del ser humano (teniendo en cuenta su dimensión física, racional, emocional, social y espiritual) y ayudando a potenciar sus propios recursos y posibilidades a través de la relación de ayuda y el counselling (psicología de apoyo).

Luis Armando de Jesús Leite dos Santos, religioso camilo implicado en el proyecto, concreta que “la característica del acompañamiento es que utiliza la escucha como herramienta terapéutica. Escuchar es centrarse en la persona que sufre y no en su problema. Permitir a la persona hablar y ser escuchada realmente le supone una disminución de su angustia, de ahí la expresión común de ‘desahogarse’, ya que muchas veces cuando sufrimos tenemos esa sensación de ahogo”.

El nuevo Centro de Escucha de Valencia se concreta en: atención individual en distintas circunstancias, atención a personas en duelo, y atención especializada a personas migrantes.

 Los Camilos, cuya misión se podría sintetizar en cuidar y enseñar a cuidar, tienen una dilatada experiencia en este campo, a través de los 30 centros de escucha que trabajan en red en España y Latinoamérica. Para los Jesuitas este centro supone una novedad, si bien desde hace años tienen a la familia entre sus prioridades apostólicas y sobre todo, tienen una larga tradición en la escucha, a través de los Ejercicios Espirituales de San Ignacio y del servicio de acompañantes espirituales tan propio de esta orden. 

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·