Martes 21/02/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Solidaridad

Gestionada por jesuitas y hermanas franciscanas de la Inmaculada

La última leprosería de Europa, situada en Alicante, atenderá a 300.000 enfermos en 14 países

La Asociación Fontilles desarrollará un total de 26 proyectos de cooperación internacional en 2017

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La Asociación valenciana “Fontilles”, dedicada a la lucha contra la lepra y otras enfermedades relacionadas con la pobreza, ha acordado desarrollar en 2017 un total de 26 proyectos de cooperación internacional con más de 300.000 beneficiarios, según han manifestado fuentes de la asociación a Religión Confidencial, tras haberlo aprobado en su Asamblea de Asociados.

Una enferma de lepra atendida en el sanatorio Fontilles a principios de 1900. Una enferma de lepra atendida en el sanatorio Fontilles a principios de 1900.

Los proyectos se llevarán a cabo en 14 países de África, América Latina y Asia. En la Asamblea de Asociados se han aprobado las actividades y objetivos para el año próximo, así como los presupuestos para llevar a cabo esos 26 proyectos.

Entre otras actividades, la asociación continuará la actividad del Centro Geriátrico Borja, que atiende a personas mayores, la mayoría de ellos con elevado nivel de dependencia, y el Hospital Ferris, para estancias temporales de rehabilitación y cuidados postoperatorios, que están integrados en el Sanatorio”Fontilles”.

La asociación tiene un Sanatorio en Vall de Laguar (Alicante) acoge en la actualidad a 27 residentes afectados por la lepra y ofrece tratamiento ambulatorio a otros 26 enfermos, y es un centro de referencia nacional e internacional, desarrollando también tareas de formación e investigación especializada. Para su tarea, este año ha recibido de la Generalitat Valenciana una subvención para atender los gastos de estos servicios para los enfermos de lepra.

El Sanatorio San Francisco de Borja, más conocido como el Sanatorio “Fontilles” - la última leprosería de Europa – fue levantado por los jesuitas en 1909, y ha venido atendiendo enfermos de lepra procedentes de todos los rincones de España. En la década de los 40 llegó a tener hasta 400 pacientes.

Los pacientes son atendidos por voluntarios, Hermanas Franciscanas de la Inmaculada y Padres Jesuitas, junto con el equipo de profesionales sanitarios.

“Fontilles” se ocupa de la atención integral de enfermos y de impartir formación sanitaria al personal local e investigación. Este trabajo, de acuerdo con las orientaciones de la Federación Internacional de Lucha contra la Lepra (ILEP) y de la OMS, se “centrará especialmente en la detección precoz para evitar discapacidades y la rehabilitación física y social de los afectados y sus familias”, según han expresado a este Confidencial.