Sábado 19/08/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Solidaridad

Una española que ha sido despedida dos veces por estar embarazada defenderá ante la ONU el valor de la maternidad

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

María Carmen Mateu, presidenta del Instituto de Política Familiar de la Comunidad Valenciana, casada y madre de cuatro hijos, será la ponente encargada de defender el valor de la maternidad ante la Organización de Naciones Unidas (ONU). Mateu ya intervino en 2010 ante la Comisión Ejecutiva de la Mujer.

Esta valenciana ha sido despedida dos veces de su trabajo en otras tantas empresas multinacionales por estar embarazada. Mateu, que está invitada por varias ONG católicas para defender ante la ONU el valor de la maternidad y la no discriminación de las embarazadas, lamenta que "desde hace tiempo, se vincula la salud materna con el 'derecho' al aborto y a la planificación familiar":

Declara que además, "La mayoría de los fondos destinados al cumplimiento de este objetivo se destinan a que las mujeres no tengan hijos cuando estos fondos deberían destinarse a que las mujeres, en particular, y las familias, en general, puedan tener el número de hijos que deseen mediante unas políticas de apoyo a la natalidad, y no de sustento del aborto".

Carmen Mateu propone aprovechar en este sentido la próxima celebración del día de la mujer: "La celebración del Día Internacional de la Mujer, el próximo 8 de marzo, es un buen momento para resaltar el indispensable papel de las mujeres como madres, esposas, en el hogar, así como trabajadoras fuera del hogar. Es esencial reconocer no solo el trabajo remunerado, sino también el trabajo no remunerado de las mujeres en la casa: son las dos caras de una misma moneda, y su labor en ambos papeles es fundamental".

Mateu agradece que la despidieran "de dos multinacionales por ser madre" porque gracias a esos despidos "he entendido el valor de la maternidad, lo importante que es estar abierta a los planes de Dios": "En esos momentos no coincidían con los míos pero ahora veo que debo dar las gracias porque entiendo que eran los planes que él tenía reservados para mí".

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·