Viernes 09/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Solidaridad

Los obispos recuerdan a Manos Unidas la necesidad de preservar su identidad cristiana y evangelizadora

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

En el 50 aniversario de Manos Unidas, la Conferencia Episcopal Española ha agradecido la "labor comprometida en la lucha contra el hambre" de esta ONGD católica. Y ha recordado que "no puede descuidar su acción misionera: ha de evangelizar promocionando y promocionar evangelizando, buscando el desarrollo integral del hombre y no sólo satisfacer sus necesidades materiales".

Manos Unidas, dicen los obispos en su mensaje, "la Asociación de la Iglesia en España para la ayuda, promoción y desarrollo del Tercer Mundo debe seguir cuidando sus inspiraciones originales: debemos esforzarnos por preservar como un preciado tesoro esta identidad cristiana y misionera, superando toda tentación secularista y el reduccionismo que comporta, y manteniéndonos firmes en la enseñanza de Jesucristo".

En nuestros días, añade la carta, "constatamos la aparición de nuevos riesgos para la vida delos pobres, ocasionados por la agresión al equilibrio medioambiental, por los desequilibrios económicos y por la crisis de la energía y de los alimentos. La crisis económica que nos oprime con el desolador problema del paro que genera está poniendo a prueba nuestra capacidad de respuesta. La crisis de humanidad que está en su base es un argumento más a favor de la eficacia de un planteamiento de búsqueda de soluciones integrales: la batalla contra el hambre de pan no puede desligarse de la formación de una conciencia moral responsable, fundamentada en la fe en Dios".

Los ingresos de Manos Unidas en 2008 se elevaron a 53,6 millones de euros, de los cuales un 77'7 %, provinieron de fuentes privadas, y un 22'3 % del sector público.