Martes 06/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Solidaridad

Las caras de la cruz del IRPF: Cáritas insertó en el mercado laboral a 15.000 personas en 2009 y atendió a casi 100.000 parados

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

“Mujer, inmigrante, joven y con estudios básicos” es el perfil mayoritario de las 95.695 personas atendidas por Cáritas en 2009 en su Programa de Empleo. De ellas, 14.576 consiguieron acceder a un puesto de trabajo. Son las caras beneficiadas con la cruz del IRPF.

Con un presupuesto de 24 millones de euros impartieron casi 900 cursos y talleres de formación laboral, en el que participaron 16.000 alumnos, y se pusieron en marcha 21 empresas de economía social, que han generado cerca de 500 empleos directos.

Estos son algunos de los datos de la Memoria de Empleo 2009 de Cáritas, que se presentaron este jueves en Madrid. Casi el 75 por ciento de las personas atendidas por Cáritas en este apartado de su actividad son inmigrantes (de ellos, casi el 63 por ciento proceden de países extracomunitarios) y casi el 61 por ciento mujeres (ante un 39 por ciento de hombres).

En cuanto a tramos de edad, el 35% de las personas atendidas tienen entre 25 y 35 años, y otro 31% entre 36 y 45 años; es decir, el 76% de los usuarios del Programa de Empleo de Cáritas tiene entre 25 y 45 años.

Por niveles formativos, casi el 75% tiene estudios básicos, el 17 por ciento estudios secundarios, el 5% han cursado bachillerato o formación profesional, mientras que el 1,3 por ciento son universitarios.

Además de la memoria, Cáritas ha editado este año también el cuaderno “Cáritas y el empleo. Experiencias significativas”, en el que se recogen en detalle cerca de 60 buenas prácticas de formación, orientación laboral y generación de empresas de economía social. "Con esta publicación se pone de manifiesto, explicó el secretario general, Sebastián Mora, que “Cáritas no sólo da de comer al que tiene hambre, sino que acompaña a estas personas y genera itinerarios formativos para abrirles horizontes de dignidad”.