Martes 21/02/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Solidaridad

En el convento de San José

Exposición en Valencia de mil belenes con materiales de desecho para ayudar a familias necesitadas

Organizada por la asociación de Amigos de San Antonio, inaugura la muestra el obispo auxiliar Monseñor Escudero

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La Asociación valencia Amigos de San Antonio ha inaugurado la exposición de mil belenes realizados con materiales de desecho – maderas, piñas, huevos – que se pueden adquirir con un donativo, para ayudar a familias sin recursos y diversas instituciones benéficas. Siguen la iniciativa del potero, fray Conrado Estruch.

El fraile capuchino Conrado Estruch, en una de las exposiciones. Foto: Archivalencia. El fraile capuchino Conrado Estruch, en una de las exposiciones. Foto: Archivalencia.

Mil belenes componen la exposición que ayer inauguró Esteban Escudero, obispo auxiliar de Valencia, que están realizados con materiales de desecho, como maderas, piñas o huevos, y que los visitantes pueden adquirir con un donativo para ayudar a más de 200 familias sin recursos, a la Casa Cuna Santa Isabel, al Cottolengo del Padre Alegre, a la Asociación para la Defensa de la Vida “Provida” y a misioneros de la orden capuchina en diversos países.

La Asociación de Amigos de San Antonio organiza esta exposición solidaria, fundada por el fraile capuchino Conrado Estruch, fallecido el año pasado. Los nacimientos se realizan tal como los elaboraba Estruch, con materiales de desecho, en el convento San José de Valencia.

Iniciativa de un fraile portero

“La asociación continúa así con la tradición que comenzó el religioso hace 22 años para fomentar la costumbre cristiana de los belenes y ayudar a familias sin recursos”, ha afirmado a Religión Confidencial el presidente de la asociación, Fernando Sánchez.

La exposición está ubicada en el sótano y salón de actos del convento del que fray Conrado era portero, y permanecerá abierta hasta agotar los belenes, de 10.30 a 13.30 horas y de 17 a 19.30 horas.

Así mismo, los Amigos de San Antonio también mantienen la tradición comenzada por fray Conrado de hacer un reparto de alimentos a centenares de personas sin recursos a las puertas del convento, el primer martes de cada mes.

Conrado Estruch falleció el 10 de octubre de 2015 a los 89 años de edad en el convento de la Magdalena de la localidad valenciana de Massamagrell.