Lunes 21/08/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Solidaridad

La convocatoria se difundió por las redes sociales

Éxito en la campaña solidaria de un comedor social español: más de 200 voluntarios

Las Hijas de la Caridad consiguen en Madrid una gran movilización para suplir en verano al personal que trabaja durante el año en el centro de ayuda

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El comedor social madrileño, integrado a su vez en el Programa Integral Vicente de Paul, lanzó hace dos meses una campaña de inscripción de voluntarios. La acogida del llamamiento ha superado las expectativas y la dirección del centro ha mostrado su agradecimiento.

El comedor social que las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paul. El comedor social que las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paul.

Durante el curso, cuenta con alrededor de 200 voluntarios. Pero los problemas aparecieron a la hora de sustituirles en el tiempo de vacaciones. “Los meses de julio, agosto y parte de septiembre sabíamos que íbamos a tener dificultades”, explican desde la dirección del comedor.

Religión Confidencial ha podido saber que fue uno de los voluntarios el que compartió un mensaje difundido por la aplicación de Whatsapp. Sin embargo, terminó apareciendo en Twitter y Facebook, donde realmente consiguió la repercusión.

Actualmente, los puestos están cubiertos, ya que en concreto han sido 210 voluntarios, diez más de los que normalmente desempeñan su labor de voluntario en el centro, los que presentaron su candidatura para colaborar durante la época estival.

Normalmente los voluntarios nos llegan por el “boca a boca”, es decir, se lo van diciendo unos a otros y así es como nos llegan las solicitudes” señala Josefa Villar, directora técnica del programa.

Desde la organización, el comedor, el centro de día y el de acogida se ha pedido hacer especial hincapié en el agradecimiento a todas las personas que han respondido de manera tan generosa y solidaria a esta llamada, y así se lo hicieron saber a Religión Confidencial.

Una vez que alguien solicita el papel de voluntario, tiene que realizar un curso, impartido desde el propio programa, de cara a mejorar su preparación. El perfil es el de una persona responsable, preocupada del prójimo, y que le guste servir a las personas que lo necesitan.

A diario, este comedor reparte en torno a las 500 raciones. Hay tres turnos: el primero es para familias que se llevan la comida a casa porque tienen niños o personas enfermas y no pueden quedarse en el comedor y los otros dos turnos simplemente asisten al centro.

El centro no es solo un comedor. Es un Programa Integral, donde se atiende a la gente en otras necesidades que pueda tener, por ejemplo el lavado de ropa, duchas, talleres, conexión o internet, entre otras facilidades.

Los objetivos que persigue el plan son: conseguir la reinserción social de personas inmigrantes y españolas con alto riesgo de deterioro a través de la atención, prevención y promoción; frenar el deterioro psicosocial de los enfermos mentales en situación de exclusión social; lograr la integración social de personas inmigrantes con menores en situación de alto riesgo, favoreciendo un proceso de estabilidad personal, social, laboral y cultural; atender a las personas con una necesidad coyuntural y urgente, siendo canal de integración social; fomentar la solidaridad y la participación social a través del voluntariado.

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·