Lunes 21/08/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Solidaridad

El precio será de 1 euros y habrá 3.800 raciones

Cáritas venderá en Bilbao trozos de roscón para financiar su programa de ayuda a la infancia

Los fondos recaudados beneficiarán a 28 centros y hogares de acogida que asisten a niños de entre 5 y 16 años

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

A partir de las 12 del mediodía del 5 de enero se realizará el primer corte que dará comienzo a una nueva edición del “Roscón Solidario” de Cáritas Bilbao. El precio será de 1 euro y se prevé la venta de 3.800 raciones. Los fondos recaudados se destinarán íntegramente a los proyectos del Programa de Infancia de Cáritas Diocesana.

Reparto de trozos de roscón. Reparto de trozos de roscón.

En esta edición del “Roscón solidario” han participado numerosas entidades que ayudarán a la iniciativa: Cáritas Bilbao; Asociación de Panaderías de Bilbao-BOE; Lapiko Catering; la Asociación de Comerciantes del Casco Viejo; Iruña Catering.

Apoyo a menores con desventajas sociales

Lo recaudado por la venta de roscón y chocolate caliente será destinado íntegramente a los más de veinte ‘Proyectos de Apoyo Socio-Educativo’ (PASE) que se encuentran distribuidos por Bilbao y que forman parte del Programa de Infancia de Cáritas Bilbao.

En estos proyectos se potencian y refuerzan las capacidades personales, sociales, cognitivas, educativas y familiares de los menores entre 5 y 16 años. En estos proyectos de Apoyo Socio-Educativo se priorizan las áreas de salud y habilidades sociales, escolar, familiar, ocio y tiempo libre.

Apoyo a familias vulnerables

Cáritas trata de ayudar a familias que se encuentran en situaciones muy frágiles en las que cualquier incidencia afecta de una gran manera. Hay familias que viven al día y no tienen los utensilios necesarios para conseguir un desarrollo personal a medio y largo plazo.

Suelen tener una situación laboral desfavorables, por horas y con una duración escasa. De igual manera reciben formación de manera intermitente lo que no les da la posibilidad de tener un proyecto a largo plazo.

Estas familias cuentan con redes familiares y sociales limitadas; recurren a ayudas que en muchos casos son insuficientes para generar ese desarrollo a medio y largo plazo que todos desean conseguir para mejorar su nivel de vida.

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·