Domingo 20/08/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Otras Religiones

Utilizadas por algunos grupos que forman parte de la New Age

La red sobre sectas alerta de la preocupación de los médicos por la homeopatía y las pseudoterapias

El último boletín de esta organización formada por católicos dedica un monográfico para advertir de los peligros de estas técnicas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El último boletín de la Red Iberoamericana de Estudios de las Sectas (RIES) dedica un monográfico a alertar sobre la preocupación, tanto de médicos españoles como extranjeros, sobre el peligro de las pseudoterapias y la homeopatía que sustituyen a tratamientos médicos.

Productos que utiliza la homeopatía. Productos que utiliza la homeopatía.

Ries es una red formada por católicos españoles e iberoamericanos expertos o estudiosos del fenómeno de las sectas y la nueva religiosidad. Como ya publicó Religión Confidencial,  el sacerdote Luis Santamaría, miembro fundador de Ries, ha advertido del peligro de las sectas que forman parte del paraguas de la Nueva Era (New Age) o el orientalismo. 

Según Santamaría, muchas de estas sectas emplean pseudociencias y pseudoterapias de carácter espiritual, que ofrecen a los enfermos una supuesta sanación de tipo energética, espiritual o emocional, mediante manipulación mental o abuso psicológico.  

En esta línea, el último boletín de Ries resalta sendas noticias publicadas en los diarios ABC y El País en las que se señala que la homeopatía, que ha vivido estos últimos años un auge sin precedentes en todo el mundo, siempre ha sido refutada por los principales organismos, con la Organización Mundial de la Salud (OMS) a la cabeza.

Ries pone de manifiesto la advertencia de la Comisión Federal de Comercio estadounidense, (la agencia de protección del consumidor en el país) que obligará a hacer constar expresamente en los productos homeopáticos que “no hay evidencias científicas de que funcionen. Se trata del primer gran ataque directo a la homeopatía, considerada una pseudomedicina, y a su negocio, que en la actualidad genera unas ventas de más de 1.200 millones de dólares al año en ventas en Estados Unidos, según la revista especializada Nutrition Business Journal”.

En España, la multinacional homeopática francesa Boiron facturó 60 millones de euros en 2011. Los homeópatas han reconocido que sus terapias son inútiles contra el cáncer.

Inquietud de la OMC

La Organización Médica Colegial (OMC) de España, por su parte, ha destacado su preocupación por la proliferación de la homeopatía y las denominadas pseudoterapias. Así lo ha explicado a Redacción Médica Juan Manuel Garrote, secretario general de la organización, cuya postura se mantiene en la línea de la que ya ha expresado en otras ocasiones el propio presidente de la OMC, Juan José Rodríguez Sendín.

La OMC defiende desde hace meses que las prácticas de la homeopatía "no son éticas" y no tienen ningún tipo de evidencia científica, sino que se inspiran en el "charlatanismo" y prometen a los enfermos la curación con procedimientos ilusorios, una "estrategia engañosa", según palabras de Sendín.  

El último boletín de Ries también recoge el artículo publicado en El País por Rafael García Maldonado, farmacéutico y máster en Salud Pública, titulado “Homeópatas, arúspices y nigromantes”. Ha sido vocal coordinador de Formación y Atención Farmacéutica en el Ilustre Colegio Oficial de Farmacéuticos de Málaga.

La homeopatía es agua con azúcar

“La homeopatía es la única de las supercherías mitológicas, acientíficas y pseudomilagrosas que no solo merece las risas de la gente, sino que es ejercida por científicos (médicos, farmacéuticos, químicos) y que ha conseguido, sin demostrar absolutamente nada, vender que es una ciencia. La homeopatía no es una ciencia. Dejemos esto claro. Ni una medicina alternativa”, señala García Maldonado.  

El experto asegura que la homeopatía “es un invento de un médico alemán a comienzos del siglo XIX de nombre Samuel Hanhemann, que dijo que lo semejante cura a lo semejante. Él no aclaró nada, por supuesto, y sus millonarios sucesores de la industria siguen sin hacerlo.  Es agua con azúcar, un cuento, una estafa diluida infinitesimalmente. Su único efecto es el placebo, la sugestión, la creencia del que la toma en su sanación”.

Para este farmaceútico, supone “magia y superstición que se prescribe y dispensa por profesionales de la salud con años de estudios científicos, sin que un solo ensayo clínico haya demostrado algo que no sea la fe en un futuro mejor. La homeopatía está actualmente en las farmacias y muchos nos preguntamos el por qué”. 




“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·