Jueves 17/08/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Mundo

Un total de 590 seminaristas serán ordenados durante este año

El nuevo sacerdote ‘made in USA’: 34 años, reza el rosario y participa de la adoración eucarística

La Conferencia Episcopal de Estados Unidos ha publicado un informe sobre el perfil de los presbíteros de 2017

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Un reciente informe publicado por la Conferencia Episcopal de Estados Unidos titulado “El grupo de la ordenación sacerdotal 2017” explica cuál es el perfil de los presbíteros que recibirán el sacramento del Orden durante este año y cuál es el proceso desde que Dios les llama hasta que finalmente entrega su vida.

El cardenal arzobispo de Nueva York, Timothy Dolan, con sacerdotes de su diócesis. El cardenal arzobispo de Nueva York, Timothy Dolan, con sacerdotes de su diócesis.

Los factores clave en el proceso de discernimiento para responder a la llamada de los candidatos son, entre otros, encuentros y apoyos de otros sacerdotes y vida parroquial activa, según se desprende de este informe del que se hace eco la web El Pan de los pobres, la revista de los devotos de San Antonio de Padua y que ha publicado Portaluz.

La herramienta utilizada para elaborar este informe fue una encuesta confidencial aplicada por el “CARA” Center for Applied Research in the Apostolate's de la Universidad de Georgetown a 444 de los 590 hombres que fueron o serán ordenados sacerdotes durante este año 2017.

Según la encuesta anual, el 82 por ciento tuvieron el apoyo de al menos cuatro personas -incluyendo a párrocos, amigos u otros feligreses-, en el proceso de discernir. El informe también dice que estos hombres tenían como promedio 16 años de edad cuando comenzaron a considerar ser sacerdotes.

El cardenal Joseph W. Tobin, arzobispo de Newark y presidente del Comité Episcopal para el Clero, la Vida Consagrada y las Vocaciones, destaca el valor de la comunidad de fe: "Un número significativo de quienes se ordenan en 2017, fueron alentados por otros a considerar la vocación sacerdotal. Esa estadística debería motivar a todos los fieles a ser sensibles con la obra del Espíritu Santo, que tal vez desee utilizarlos".

Grata sorpresa para la Iglesia en Norteamérica

Para un total de 590 hombres que al finalizar el 2017 habrán sido ordenados sacerdotes, la encuesta fue respondida por el 75% de ellos. Estos 444 encuestados incluyen 343 que se ordenan al sacerdocio diocesano -de 140 diferentes diócesis y arquidiócesis-, y 101 al sacerdocio religioso.

Los resultados han sido una grata sorpresa para la Iglesia en Norteamérica al mostrar que el perfil habitual de quienes se ordenan sacerdotes en 2017 es un católico desde la cuna, 34 años de edad, devoto de rezar el rosario y participar en la Adoración Eucarística, ambas devociones que considera vitales en su vocación.

Dos años menos que en 1999

Otras conclusiones de esta encuesta es que, en promedio, antes de entrar al seminario, llevaban 16 años viviendo en la diócesis para la que serán ordenados. La edad promedio es de 34 años, dos años menos que en 1999, disminuyendo así a razón de dos meses cada año.

Siete de cada diez futuros sacerdotes son caucásicos y tres de cada cuatro nacieron en los Estados Unidos. Uno de cada cuatro encuestados nació fuera de los Estados Unidos, siendo su principal procedencia: Colombia, México, Filipinas, Polonia y Vietnam. En promedio, los encuestados nacidos en otro país han vivido en los Estados Unidos durante 12 años.

Católicos desde la infancia

La mayoría de quienes se ordenan sacerdotes este 2017 han sido católicos desde la infancia y el ochenta por ciento declara que ambos padres son católicos y más de un tercio de estos tiene un pariente que es sacerdote o religioso. Entre quienes se convirtieron a la fe católica ya de mayores, la edad promedio en que esto ocurrió fue a los 21 años.

La encuesta también señala que casi la mitad (43%) completó la universidad antes de entrar al seminario. Uno de cada seis ingresó al seminario con un título de posgrado, siendo los campos de estudio más comunes teología o filosofía, artes liberales y negocios.

Casi el 50% de los candidatos asistió a una escuela católica, al menos parte de su escolaridad. El 59% participó en su parroquia en algún programa de educación religiosa.

Educación y ejército

Antes de ingresar al seminario seis de cada diez tuvieron algún tipo de experiencia laboral a tiempo completo, principalmente en educación. Uno de cada veinte prestó servicios en las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos. Aproximadamente uno de cada ocho ordenandos (12%) afirma que alguno de sus padres tuvo una carrera militar en las Fuerzas Armadas.

El 75 por ciento fue acólito (ayudante en misa) y un 52% prestó servicio como lector. Un 47% de quienes se ordenan sacerdote este 2017 participó en las jornadas vocacionales de fin de semana "Vengan y Vean" de parroquias de Estados Unidos.

Un 73% declara que antes de entrar al seminario ha sido determinante en su vocación y discernimiento: rezar regularmente el rosario y participar de la Adoración Eucarística (un 77%) y aproximadamente la mitad (51%) indicó que al menos una persona -amigo, compañero de clase o familiar- le alentó a su opción por el sacerdocio.




“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·