Domingo 04/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Mundo

Los obispos suizos se pronuncian en contra de la ley que quiere prohibir minaretes. El Islam ya es la segunda religión en el país

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La conferencia de obispos suizos, reunida la pasada semana en Délémont (en la región del Jura), se ha pronunciado en contra de la iniciativa popular puesta en marcha en el país para prohibir la construcción de minaretes, un proyecto de ley sobre el que los ciudadanos se pronunciarán el 29 de noviembre.

En Suiza, el Islam ya es la segunda religión, tras el cristianismo, con 310.000 fieles, sobre una población de 7,5 millones de habitantes. Hasta ahora, se han levantado cuatro minaretes en el país y está prevista la construcción de un quinto.

La prohibición de construir minaretes –han dicho los obispos- debilitaría los esfuerzos para establecer una relación desde el diálogo y el respeto mutuo. Aunque también han reconocido que son conscientes de que en ciertos países islámicos los cristianos padecen dificultades para practicar su religión y restricciones a la hora de construir sus templos.

Según informaciones publicadas por “La Croix”, la conferencia suiza ha aportado su apoyo a los monjes siriacos ortodoxos de Mor Gabriel, en el sureste de Turquía, sometidos a presiones que buscan erradicar de allí cualquier signo de vida cristiana. Unos terrenos forestales del convento han sido anexionados ilegalmente por pueblos vecinos pero la justicia turca no ha reconocido la ilegalidad.

Los obispos afirman que el miedo es el peor consejero, e invitan a parar la iniciativa, “no por desconocimiento de las dificultades reales, sino porque somos coherentes con los valores cristianos y los principios democráticos de nuestro país”.

En la reunión fue elegido nuevo presidente de la conferencia episcopal monseñor Norbert Brunner, obispo de Sion, que sucede a monseñor Kurt Koch, obispo de Basilea.