Domingo 04/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Mundo

El presidente de los obispos del Congo pidió el pasado jueves en el Congreso de los Diputados ayuda española para asistir al millón y medio de desplazados

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El presidente de la Conferencia Episcopal del Congo, visitó la semana pasada Madrid para recabar apoyos para la pacificación de su país. Se entrevistó con los miembros de la Comisión de Cooperación al Desarrollo del Congreso de los Diputados, a quienes les pidió ayuda para asistir al millón y medio de desplazados por las guerras que asolan el país.

En el Congreso de los Diputados, Monseñor Njomo Lola pidió a los parlamentarios su apoyo a una proposición no de ley, iniciada por Cáritas Española en la pasada primavera, en la que se pide la implicación del Gobierno español en la búsqueda de soluciones al conflicto congoleño, y a responder con la máxima urgencia a sus consecuencias en el terreno humanitario.

La proposición incluye una intervención humanitaria de emergencia que apoye las iniciativas del Gobierno congoleño y el papel de mediación de las Iglesias locales, y la convocatoria de una conferencia internacional que permita a consensuar criterios sostenibles de explotación y comercialización de los recursos naturales de la región de los Grandes Lagos, basados en el respeto debido a los derechos humanos de las poblaciones locales.

En la actualidad Cáritas Congo, con el apoyo de Cáritas Española y la red Cáritas Internationalis, está poniendo en marcha un ambicioso programa de ayuda de primera necesidad a favor de unas 400.000 personas, por un importe aproximado de 10 millones de euros, de los cuales Cáritas Española, con el apoyo económico de donantes públicos y privados, aporta 300.000 euros.

La presencia de Cáritas Española en la República Democrática del Congo se remonta a mediados de los 90, a raíz de del genocidio de Ruanda. Desde entonces, Cáritas Española ha invertido en programas de ayuda de emergencia y de promoción integral en la región de los Grandes Lagos más de 40 millones de euros y se han atendido a más de 4,5 millones de personas.