Viernes 09/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Mundo

El obispo paquistaní, Andrew Francis, reclama en España libertad religiosa para los 400.000 católicos del país musulmán

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El obispo de la diócesis de Multan (Pakistán) denunció el pasado jueves en España la marginación social y persecución a causa de su fe que sufren los 400.000 católicos que viven en el país musulmán, donde suponen un 0,7 % de la población.

El obispo paquistaní reclamó esfuerzos a gobiernos e instituciones para que ninguna persona en el mundo sea perseguida por sus ideas o creencias religiosas.

En el país asiático sólo el 0,7 por ciento de la población es católica frente al 97 por ciento que son musulmanes. Por ello, en muchas ocasiones los católicos sufren marginación social y, en ocasiones, persecución a causa de su fe. Para luchar contra esta seria amenaza, Monseñor Andrew Francis con la colaboración de la Ayuda a la Iglesia Necesitada, se ha propuesto fomentar la cultura del respeto a través del diálogo y el entendimiento, así como denunciar los atropellos que sufren los católicos en todo el mundo.

Monseñor Francis reconoció que son los propios musulmanes exaltados en las mezquitas los que en ocasiones se toman la justicia por su mano, aunque son una minoría con respecto a la población paquistaní. Por ello, el objetivo prioritario es eliminar la ley de la blasfemia por la que cualquier persona puede acusar a otra sin pruebas congruentes.