Miércoles 23/08/2017. Actualizado 21:19h

·Publicidad·

Mundo

El Sínodo de los Obispos en Lviv emite un comunicado de la situación de Ucrania

Los greco-católicos ucranianos lanzan una petición de auxilio internacional: “¡Ucrania está sangrando!”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La guerra en Ucrania entre las facciones prorrusas y las proeuropeas está dejando numerosos damnificados. Se cuentan por cientos de miles las personas que han tenido que huir de sus casas por miedo. Ante el deterioro de la situación y las pocas posibilidades de solución, los greco-católicos ucranianos, reunidos en sínodo de los obispos en la ciudad de Lviv, han lanzado un claro mensaje de auxilio para que los pueblos del mundo miren a Ucrania.


Los greco-católicos en Ucrania piden ayuda internacional Los greco-católicos en Ucrania piden ayuda internacional

Acusan directamente a Rusia de ser responsable de la situación: “Esta nación soberana y pacífica sufrió una intervención militar directa de un vecino del norte. Cientos de armas pesadas y tecnología, miles de mercenarios armados y soldados del ejército permanente están cruzando las fronteras de Ucrania, sembrando la muerte y la destrucción, y esto a pesar de las conversaciones de armisticio y los últimos esfuerzos diplomáticos. Al mismo tiempo, se está produciendo un nivel sin precedentes de odio y propaganda, que distorsionan la realidad de las cosas y no son menos destructivos que las armas de destrucción masiva”.

El mundo entero ha sido testigo de la declaración unilateral de independencia de una parte del territorio ucranio, la toma de otra parte por Rusia y los ataques constantes, incluido el derribo de un avión de la compañía Malaysian Airlines, en el que murieron 298 personas, muchas de ellas europeas. Con estos acontecimientos, los greco-católicos han apelado a las personas de buena voluntad para que detengan esta masacre. Así, han pedido que pare el derramamiento de sangre en Ucrania. Han recordado las palabras de Juan Pablo II en 1979: "La guerra es causada no solo por quienes la hacen directamente, sino también por aquellos que no hacen todo lo que está a su alcance para evitarla".

Los creyentes, han pedido que todas aquellas personas que tienen autoridad para parar la guerra lo hagan. Además, rezan para que la guerra pare lo antes posible para defender la dignidad humana y poder restaurar la paz en Ucrania.

 

 


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·