Martes 23/05/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Mundo

Tres diputados del PP han decidido que no participarán en la votación

Los diputados provida del PP que votarán “sí” a la reforma del aborto se explican: quieren eliminar su “aspecto más hiriente”

Entienden la proposición de ley como "un cambio mínimo sobre una Ley Aído que ha hecho un gran daño"

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Fuentes próximas al Grupo Popular en el Congreso señalan para Religión Confidencial que muchos de los diputados del PP afirman ser provida, y que entienden la votación de hoy como "punto de partida, no como un punto de llegada; es una mínima reforma dentro del cambio necesario".

Vista del hemiciclo del Congreso de los Diputados en el Debate del Estado de la Nación.

En el Congreso de los Diputados se realizaran hoy tres votaciones sobre la actual ley del aborto: una proposición de ley del PP con el propósito de que vuelva a ser obligatorio el consentimiento paterno para todas las jóvenes de 16 y 17 años y dos mociones, una del PSOE y otra de la Izquierda Plural, para mantener la actual ley.

Al menos tres diputados del PP –Lourdes Méndez, José Eugenio Azpiroz y Javier Puente– han decidido que no participarán en la votación del Congreso. Méndez ha lamentado, en declaraciones a la agencia EFE, la "imposición" a todos los parlamentarios del Grupo Popular de votar una reforma de la ley del aborto "bajo pena de reprobación y sanción, y violentando voluntades y conciencias". No obstante, consideran que no reconocer la interrupción voluntaria del embarazo como un derecho es una "aproximación positiva" a su postura.

Fuentes cercanas al Grupo Popular en el Congreso han querido señalar para Religión Confidencial que “no solo hay tres diputados provida en el PP; somos muchos los cargos que a todos los niveles del partido se declaran provida. La reforma que se votará la entienden como un cambio mínimo sobre una Ley Aído que ha hecho un daño irreparable. Una de las cosas que es perentorio arreglar mientras el Tribunal Constitucional dicta su recurso es el hecho de devolver la patria potestad a los padres en el que posiblemente sea el momento más importante de la vida mujer”.

Estas mismas fuentes aseguran que los diputados que votarán sí a la reforma planteada por el Grupo Popular “no estárán validando la reforma sino que corrigen uno de los puntos más tremendos de la Ley Aído. Porque es tremendo que una niña de 16 años no pueda irse de excursión o hacerse un tatuaje o comprar un cartón de vino sin el permiso de sus padres pero, en cambio, sí pueda votar. Dentro del rodillo social que supuso esta ley, simplemente se enmendará su aspecto más grave”.

“En el recurso que se resentó también quisieron que los distintos gobiernos y administraciones velen por la mujer. Esto es un punto de partida, no un punto de llegada. Es una mínima reforma dentro del cambio necesario. A través de esta iniciativa, votarán en el Congreso una proposición de ley, que abre un periodo de enmiendas que luego irán al Senado, donde se votarán de nuevo para finalmente regresar a otra votación al Congreso”, prosigue la citada fuente.

En relación al hecho de que la presente tramitación de la reforma del aborto se haga a través de una proposición de ley, vía Congreso, y no a través de un proyecto de ley impulsado por algún ministerio, la referida fuente comenta lo siguiente: “No sé porqué lo han hecho así… Pero así es como lo han hecho. En todo caso, muchos de los diputados populares son provida y piensan que es una reforma insuficiente, hecha con carácter de urgencia, y están a la espera de ver qué dice el Constitucional, y también están a la espera del Plan de Apoyo a la Familia que llegará al Congreso en breve”.  

Etiquetas
,