Martes 06/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Mundo

El duro mensaje del cardenal Zen a los obispos de la 'Iglesia oficial' de China: "Tenemos que estar listos para el martirio"

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

En una entrevista concedida a la Agencia de noticias Asianews, el cardenal Zen, arzobispo emérito de Hong Kong, considera que en los últimos dos años, desde que Benedicto XVI escribió su Carta a los católicos de China, la Iglesia oficial no se ha comprometido con el mensaje del Papa. Zen recuerda como una señal muy preocupante la celebración en 2008 del 50 aniversario de las primeras ordenaciones ilegítimas de obispos. "Esto supuso una bofetada en la cara del Papa".

 

Reproducimos algunas de las ideas del cardenal Zen sobre su diagnóstico en torno a la Iglesia en China:

 

--Considera que ha llegado el momento de que la Iglesia de China y la Santa Sede abandonen cualquier negociación con el Gobierno Chino, y poner en práctica las indicaciones de la carta de Benedicto XVI de 2007 para salvaguardar la libertad religiosa de la Iglesia.

 

--A los obispos de la Iglesia oficial les pide que no se sometan a la voluntad del Estado cuando es contraria a la fe. Si las circunstancias requieren el martirio, y la persona lo evita, entonces estará renegando del testimonio al que está obligado. Tenemos que estar listos para el martirio, no hay opción.

 

--Se da mucha importancia a las relaciones diplomáticas, pero ellas solas no rectifican nada. De hecho pueden provocar que parezca que existe libertad religiosa en el país. No siempre la diplomacia y la libertad van de la mano.

 

--Estoy realmente preocupado si se produce la anunciada Asamblea de Católicos de China. Si ese encuentro, como me temo, tiene éxito de convocatoria entre obispos y sacerdotes, significará el final, una total pérdida de todos los esfuerzos realizados en los años pasados, y será un insulto al Santo Padre. Supondrá una bofetada en la cara del Papa, porque significará que ignoran completamente su carta.