Viernes 09/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Mundo

La campaña contra el abandono de bebés ya ha atendido a más de 100 mujeres y tres adopciones

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La primera de estas campañas se puso en marcha en 2008, y desde entonces el servicio ha recibido más de un centenar de llamadas y ha gestionado la adopción de 3 bebés y la acogida de otros dos, según ha informado la Consejería de Asuntos Sociales y Familia a Religión Confidencial.

El lema la campaña es 'Antes de dejarme en la calle, haz una llamada', y se desarrolla por centros de salud, centros de Participación e integración de inmigrantes -CEPI- y dependencias de Asuntos Sociales. Incluye además vallas publicitarias y carteles en andenes y estaciones de Metro de Madrid como la de la foto.

El protocolo puesto en marcha por la Comunidad de Madrid pretende evitar el abandono de bebés y ayudar a las madres que deseen renunciar a sus hijos a que lo hagan de una forma responsable y con las máximas garantías de seguridad para los menores.

De las más de 100 llamadas recibidas, el 75% eran mujeres embarazadas que querían conocer las ayudas disponibles y acceso a servicios sociales.

La iniciativa regional de actuación para evitar el abandono de bebés combina un servicio de atención integral a la mujer, tanto si está embarazada como si acaba de recibir el alta médica en el hospital tras el parto, a través del 012 ó 112. Un equipo de atención especial, disponible las 24 horas del día, ofrece asesoramiento y apoyo a la madre y se desplaza al lugar exacto que ésta indique para entregar a su bebé en adopción, en caso de que no quiera formalizar la renuncia en el centro sanitario.

A su vez, se garantiza la confidencialidad de los datos de la madre. Para ello dispone de un tratamiento informático de los expedientes de protección, de acceso restringido, a fin de que nadie pueda disponer de esa información si no está autorizado. Asimismo, se preserva el derecho del niño a conocer sus orígenes en el futuro. Esta renuncia no afectará en modo alguno a aquellas mujeres que pudieran encontrarse en situación ilegal en España, ya que su identidad quedará siempre protegida.