Sábado 03/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Mundo

No bautizar a los hijos pequeños es “un error, un pecado y una falta de piedad y de amor”, advierte un arzobispo argentino

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El arzobispo de La Plata, Héctor Aguer, ha advertido a los padres católicos que no bautizar a sus hijos pequeños “no es sólo un error, sino que me atrevo a decir que es también un pecado, una falta de piedad y de amor para con el hijo”, al cual “privan de Dios”. Fue durante el programa ‘Claves para un Mundo Mejor’ de América TV.

El prelado argentino señaló que este error “se registra incluso entre personas bien formadas” y es "totalmente contrario a la enseñanza y a la disciplina de la Iglesia”. Y explicó que si los padres son realmente católicos y viven su fe “¿qué mejor pueden desear para sus hijos que el don inestimable de la gracia divina?”.

 

Aguer calificó de "curioso" que algunos padres impongan a sus hijos “toda clase de condicionamientos y determinaciones en otros campos de la educación" -como gustos, estilos, e incluso, de qué equipo de fútbol deben ser seguidores-, pero les priven “del don de la fe y de la gracia de Dios durante los años decisivos en los que se configura la personalidad”.

Finalmente, señaló que “el bautismo de los niños es algo bellísimo, porque es allí donde se manifiesta con mayor plenitud la pura gratuidad de la gracia de la salvación, que nos hace hijos de Dios. El niño recibe esa gracia como un regalo total”.