Viernes 09/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Mundo

En 1932, los obispos alemanes excomulgaron a todos los dirigentes del partido nazi por sus teorías raciales

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Según nuevos documentos encontrados en Alemania por 'Pave the Way Foundation', los obispos católicos alemanes excomulgaron a todos los dirigentes del partido nazi en 1932, un año antes de que Hitler subiera al poder. Entre los principios anticristianos denunciados, los prelados mencionaban las teorías raciales y el racismo del partido nazi.

 

Ese mismo año, la Conferencia Episcopal Alemana publicó un documento en el que prohibía a los católicos ser miembros del partido nazi. El texto advertía que quien desobedeciera, sería inmediatamente excomulgado.

Dos años antes, la diócesis de Maguncia ya había condenado públicamente al partido nazi. El obispo de Maguncia prohibió a cualquier católico de la diócesis inscribirse “en las filas del partido nacionalsocialista de Hitler”. Según los documentos hallados, “mientras un católico estuviera inscrito en el partido hitleriano no podía ser admitido a los sacramentos”.

En febrero de 1931, fue la diócesis de Munich la que declaró incompatible la fe católica con el partido nazi. Y un mes después, las diócesis de Colonia, Parderborn y las de la provincia de Renania denunciaron la ideología nazi, y prohibieron públicamente cualquier contacto con sus seguidores.

El partido nazi envió entonces a Hermann Göring a Roma, para protestar por dichas condenas, y con la petición de audiencia con el secretario de Estado, Eugenio Pacelli (que luego sería el Papa Pío XII). Pero el cardenal Pacelli rechazó recibir a Göring, que se reunió con el subsecretario de Estado, Giuseppe Pizzardo.