Domingo 04/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Mundo

“Zona libre de santa Claus”: una federación alemana quiere recuperar al verdadero papá Noel, san Nicolás de Bari

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La Federación de Juventud Católica Alemana (BDKJ) y otras organizaciones locales se han unido para difundir la devoción a san Nicolás de Bari, el verdadero papá Noel. Con una campaña titulada “Zona libre de santa Claus”, explican que éste es “un personaje ficticio para vender”, mientras san Nicolás fue un obispo santo que ayudó mucho a los niños pobres.

 

La campaña incluye concursos de dibujos, fotografías, collages, cuentos y poemas; proyectos solidarios para el cuidado de niños enfermos; mercados navideños, exposiciones, obras de teatro; y misas para jóvenes y familias en la fiesta de san Nicolás (6 de diciembre).

La web www.weihnachtsmannfreie-zone.de cuenta la verdadera historia de san Nicolás. Nacido en lo que ahora es Turquía, “sus padres eran muy ricos y vivían en una gran casa. Él decía a sus padres: ‘Sería un pecado no dar mucho, ya que Dios nos ha dado tanto’. Cuando murieron, Nicolás tenía sólo 16 años”.

Más tarde fue ordenado sacerdote y obispo: “Era un obispo bueno, y ayudó a la gente siempre que pudo. Con el dinero que había recibido por la venta de su gran casa, ayudó a construir casas a los pobres y creó orfanatos para niños. En Mira, donde fue obispo, construyó una casa para los marineros mayores que ya no podían salir a la mar”. El emperador Diocleciano decretó una persecución contra los cristianos y Nicolás fue encarcelado y azotado. Murió en el año 345.

Es patrono de Rusia, Grecia y Turquía, y de los marineros. En oriente se le conoce con el nombre de Nicolás de Mira, pero en occidente es Nicolás de Bari. Cuando los musulmanes invadieron Turquía, un grupo de cristianos sacó de allí sus restos mortales y se los llevó a Bari, Italia.

Como en alemán se llama "Sankt Nikolaus", le empezaron a llamar Santa Claus. Una vez paganizado, cautivó la imaginación de agentes publicitarios. En Estados Unidos comenzaron a usarlo en campañas publicitarias pre-navideñas, sobre todo de Coca-cola. Hoy pocos conocen su verdadera historia y origen cristiano.