Sábado 03/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Mundo

Zapatero en EEUU: citó una sóla vez a Dios, hizo un alegato sobre los derechos de los inmigrantes y aludió a los homosexuales

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Zapatero escogió un pasaje del Deuteronomio ("No explotarás al extranjero") en el Desayuno Nacional de Oración en el que participó el jueves invitado por Obama. En su discurso realizó referencias a la inmigración, a la tolerancia y a la libertad, e hizo una "plegaria" por "el derecho de cada persona a su autonomía moral".

El presidente del Gobierno habló en castellano -"la primera lengua en que se rezó al dios del Evangelio en esta tierra"- y recordó ante los invitados por 'The Fellowship Foundation' que España "una nación diversa, renovada en la diversidad, como la americana, es la más multicultural de toda Europa, sobre todo cristiana".

Leyó un fragmento del capítulo 24 del Deuteronomio: "No explotarás al jornalero pobre y necesitado, ya sea uno de tus compatriotas, o un extranjero que vive en alguna de las ciudades de tu país. Págale su jornal ese mismo día, antes que se ponga el sol, porque él está necesitado, y su vida depende de su jornal".

Se refirió a la tragedia de Haití y añadió que "la solidaridad nos reconcilia con nuestra condición de seres humanos".

Realizó "una plegaria por el derecho de cada persona a su autonomía moral, a su propia búsqueda del bien, por la libertad de cada uno para vivir con la persona amada".

"La libertad, añadió Zapatero, es la verdad cívica, la verdad común, la que nos hace verdaderos, y nos permite a cada cual mirarnos a la cara, y buscar la propia verdad".

Apostó por la "tolerancia", que es "mucho más, dijo, que la aceptación del otro, es descrubir al otro y reconocerlo, el odio nace de la ignorancia, y la concordia se construye sobre el conocimiento, también la paz".

Concluyó su discurso hablando de "la libertad", que "es siempre el fundamento de la esperanza en el futuro".