Martes 06/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Mundo

El Vaticano no reconoce las concesiones de la 'Constantiniana' por el duque de Calabria, quien ha condecorado a Monteiro de Castro

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La distinción del ex nuncio apostólico Antonio Monteiro de Castro con la Gran Cruz de la Orden Constantiniana por Carlos de Borbón Dos Sicilias, primo del Rey Juan Carlos, no tiene validez. La Santa Sede sólo concede la capacidad para entregar esa condecoración al legítimo heredero de la Casa de las Dos Sicilias, que reconoce, desde 1980, en la persona de S.A.R Fernando de Borbón, duque de Castro.

Tras veinte años de disputa, en 1980, la Santa Sede admitió la legitimidad de la Jefatura de la Casa Real de las Dos Sicilias y de la Orden Constantiniana de San Jorge a S.A.R Fernando de Borbón, duque de Castro. Por ello, aunque sólo supone una distinción honorífica, la condecoración de Monteiro de Castro no tendría validez.

La Orden Constantiniana de San Jorge -con una antiguedad similar a la soberana orden de Malta o a las órdenes militares españolas de Santiago, Calatrava, Alcántara y Montesa- tiene como gran maestre, por derecho hereditario reconocido por la Santa Sede, al jefe de la casa de Borbón de las Dos Sicilias, desde los tiempos del rey Carlos VII de Nápoles (siglo XVIII).

En la actualidad, hay más de mil miembros de la orden constantiniana de San Jorge en el mundo, y, entre ellos, figuran varios cardenales, el gran maestre de la orden de Malta, el rey Humberto II de Italia, el príncipe Francisco José II de Liechtenstein, el infante de España Luis Alfonso de Baviera y Borbón, o el príncipe Pedro Enrique de Orleans y Braganza (jefe de la casa imperial de Brasil).

En 2006 también recibieron la Gran Cruz el cardenal y arzobispo de Toledo, Antonio Cañizares Llovera, y el arzobispo general castrense, Francisco Pérez González.