Viernes 09/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Mundo

Schönborn anima a rezar: “¡No es malo que el sacerdote sea sorprendido en flagrante ‘delito’ de oración ante el sagrario!”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El arzobispo de Viena, cardenal Schönborn, ha animado a rezar a los 1.200 presbíteros que han participado en un retiro internacional en Ars: “¡No es malo que el sacerdote sea sorprendido en flagrante ‘delito’ de oración ante el sagrario!”. También les ha pedido que mantengan abiertas las iglesias, para facilitar la oración junto a Jesús Sacramentado.

 

El cardenal explicó que durante su infancia, un suceso quedó grabado en su memoria: “En Vorarlberg, por la tarde, había una luz en la iglesia: era el señor cura que rezaba allí”.

Durante el retiro en Ars, del que informamos hace pocos días, el arzobispo ha recomendado a los participantes: “Haced todo lo posible y lo imposible para permitir a los fieles y a las personas que buscan a Dios –y que Dios espera– tener acceso a Jesús en la Eucaristía: ¡No cerréis las puertas de vuestras iglesias, por favor!”. El cardenal considera que “es una grave herida en el Cuerpo de Cristo que las iglesias tengan las puertas cerradas”.

Uno de los temas del retiro ha sido “oración y combate espiritual”. Schönborn explicó que “el combate de la oración es verdaderamente el combate de nuestra vida”. Pero añadió que el combate de la oración “es también la cuestión del lugar de la oración”.

Finalmente, el arzobispo austriaco recordó que el santo cura de Ars, instruyendo a los fieles de su parroquia, exclamaba mirando al sagrario: “¡Él está ahí, está ahí!”. Y subrayó que la presencia de Jesucristo en el tabernáculo es una “invitación constante a aprovecharnos de ello”.