Domingo 04/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Mundo

Sarkozy evocó las raíces cristianas de Europa y habló de la importancia de la religión en la vida de la sociedad ante los obispos de la UE

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Ante una representación de obispos europeos, entre los que se encontraba el cardenal Sistach, el presidente francés, Nicolás Sarkozy, evocó, el pasado sábado, las raíces cristianas de Europa y subrayó la importancia de las religiones en la vida de la sociedad. Además les animó a expresar públicamente sus puntos de vista en las cuestiones que preocupan a los ciudadanos.

Hasta el domingo, los presidentes de las Conferencias Episcopales de toda Europa hablaron en especial sobre las relaciones entre la Iglesia y el Estado. Ocupó varias sesiones la evaluación de un estudio sobre los modelos y soluciones jurídicas que se han adoptado para encuadrar jurídicamente a la Iglesia católica estas dos últimas décadas, con el objetivo de discutir sobre los modelos que faciliten en mayor grado la actividad de la Iglesia.

Pero también hablaron sobre migración, relaciones con los medios, vocaciones y catequesis, cuestiones bioéticas, la ideología del género o el Año Sacerdotal.

 

Además de los Presidentes de las Conferencias Episcopales europeas, en el encuentro participaron el prefecto de la Congregación para los obispos, el cardenal Giovanni Battista Re; el secretario para las Relaciones con los Estados de la Secretaría de Estado, Dominique Mamberti; el Nuncio del Vaticano ante la Unión Europea, Adré Dupuy y Aldo Giordano, observador permanente ante el Consejo de Europa.

El Consejo de las Conferencias Episcopales de Europa (CCEE) está formado por 33 países y actualmente está presidido por el arzobispo de Esztergom-Budapest y primado de Hungría, el cardenal Péter Erdo.