Viernes 09/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Mundo

Santa Pau dedica una calle al ex alcalde Joan Pinsach, acusado de mandar fusilar a párrocos durante la Guerra Civil

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El ayuntamiento gerundense de Santa Pau, dirigido por Esther Badosa, aprobó la iniciativa presentada por el Gobierno municipal (integrado por Alternativa per la Garrotxa y CiU), para dedicar una calle al ex alcalde Joan Pinsach, al que importantes historiadores acusan de mandar fusilar a párrocos en 1936.

“Pinsach fue asesinado por las tropas franquistas por el simple hecho de ser alcalde”. Con estas palabras justificó Badosa la propuesta de homenajear al ex edil presentada, por su partido hace una semana.

Sin embargo, existe una versión muy diferente sobre el pasado del edil: “Es cierto que Pinsach pasó por el paredón en octubre de 1939; pero él, tres años antes, había ordenado la ejecución de varios clérigos, entre ellos, el propio párroco de su pueblo, Josep María Noguer i Tarafa”.

Estas palabras pertenecen a un familiar del sacerdote asesinado, consultado por El Confidencial Autonómico. La misma fuente escribió hace unos días a un periódico local afirmando que Noguer fue ajusticiado con dos disparos en la cabeza y uno en el corazón, y su cuerpo se encontró horas después en el cruce de una carretera.

Más información en El Confidencial Autonómico.