Viernes 09/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Mundo

Ranjith, ex secretario de la Congregación para el Culto Divino: “Con el cardenal Cañizares la liturgia está en buenas manos”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Tras ocho años en Roma, tres de ellos como Secretario de la Congregación para el Culto Divino, Albert Malcolm Ranjith ya ha tomado posesión como nuevo arzobispo de Colombo, la capital de Sri Lanka, su país de nacimiento. En una entrevista con el periódico italiano ‘Avvenire’, explica el importante papel de mediación entre hinduistas y budistas que la Iglesia católica juega en Sri Lanka, y afirma que con el cardenal Cañizares “la liturgia de la Iglesia está en buenas manos”.

El nuevo arzobispo de Colombo hace balance de sus años en Roma. “He buscado que haya más debate y reflexión sobre aquellos aspectos de la liturgia que desafortunadamente han sido puestos al margen pero que, de hecho, pertenecen a lo esencial, como indican también diversos escritos del Papa sobre la materia. Respecto al futuro, añade, estoy seguro de que con el cardenal Cañizares la liturgia de la Iglesia está verdaderamente en buenas manos”.

Ranjith explica que Sri Lanka se encuentra en una difícil situación tras un conflicto de casi 30 años. Ahora, añade, “será necesario un proceso para reconstruir la armonía entre las dos etnias, los cingaleses y los tamiles”.

Entiende que la Iglesia tiene un rol importante en el futuro de Sri Lanka. “La Iglesia está presente tanto en la mayoría cingalesa de la población – que es predominantemente de religión budista – como en la minoría tamil – que es más bien de religión hinduista. Con esto no quiero decir que entre cingaleses y tamiles hay un conflicto de naturaleza religiosa, pero es indudable que el elemento religioso juega un papel importante. Esta división constituye un nuevo desafío para las mismas religiones: el desafío de deber superar las barreras étnicas. La Iglesia lo ha logrado mejor y por eso podrá ser de ayuda, tal vez como un puente inter-étnico”.

Es consciente de las dificultades que le tocará lidiar ya que admite que “existen algunos sectores de los intelectuales budistas que nos miran con sospecha. Son los mismos sectores que desde hace tiempo promueven la promulgación de una ley contra las conversiones. Ellos verían como humo en los ojos un aumento de prestigio de la Iglesia Católica vinculado con nuestro rol de mediación entre las dos etnias”.

Vuelve a su tierra con la convicción de la que “la Iglesia Católica tiene una gran misión para el futuro del mundo y particularmente de Asia”. El nuevo arzobispo de Colombo espera poder recibir pronto al Papa en Sri Lanka, haciéndose eco de informaciones que le llegan de la intención del Papa de hacer un viaje pastoral a Asia.