Sábado 24/06/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Mundo

Publica estas recomendaciones en su blog

El arzobispo de Nueva York lanza cuatro prácticas esenciales para conseguir parroquias más vibrantes

El cardenal Dolan ha prologado un libro basado en una investigación de las 244 comunidades católicas más influyentes de Estados Unidos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El arzobispo de Nueva York, el cardenal Timothy Dolan, ha prologado el libro Great Catholic Parishes, es decir, “Grandes parroquias católicas” o simplemente “geniales”. La obra está escrita por el político y empresario católico, el laico William E. Simon Jr., quien se presentó en 2002 como candidato republicano para gobernador de California.

El arzobispo de Nueva York, cardenal Timothy Dolan, con el Papa Francisco. El arzobispo de Nueva York, cardenal Timothy Dolan, con el Papa Francisco.

Este libro expone cuatro prácticas esenciales para hacer prosperar o florecer a las parroquias católicas. El cardenal Timothy Dolan habla de este libro en uno de los últimos artículos  publicados en su blog. En primer lugar, recuerda la parroquia de su infancia en el estado de Missouri: “Era el centro de la vida de nuestra familia y el punto focal de nuestra comunidad”.  

Dolan se lamenta de que este ambiente familiar que vivió en su parroquia ha ido disminuyendo en estos últimos años, debido a que cada vez hay más personas que dan la espalda a cualquier tipo de religión “organizada”, calificándose como “personas espirituales, pero no religiosas”.

En este sentido, el arzobispo de Nueva York reflexiona si, independientemente de la fe de cada uno, hay algo en las parroquias que deba funcionar mejor.

Pues bien, el libro que ha prologado el cardenal Dolan analiza “244 parroquias vibrantes, y examina lo que hace que tengan éxito en un momento en que muchas personas dicen que ya no encuentran ningún valor en las confesiones religiosas”, apunta el arzobispo de Nueva York.

¿Cómo puede una parroquia atraer a los fieles y florecer? “Estas son las cuatro áreas que Bill (como llama el cardenal al autor del libro, también amigo suyo) ha descubierto”:  

Compartir el liderazgo. Los párrocos que han asignado alguna responsabilidad de liderazgo a laicos competentes, han producido parroquias más vibrantes. “El liderazgo compartido es el modelo óptimo de la dirección en las parroquias”, apunta Dolan.  

Centrarse en fomentar la madurez espiritual.  La parroquia debe impulsar y renovar el crecimiento espiritual de su comunidad, alimentar el hambre espiritual de las personas y darles un verdadero sentido de pertenencia y compromiso con la parroquia. Este es el segundo punto que señala el arzobispo de Nueva York.

Los domingos: sobresalir. “Esto requiere una planificación cuidadosa durante toda la semana. Durante el domingo, las parroquias vibrantes dan las bienvenida a todos los asistentes, conocen las necesidades de los niños, proporcionan la mejor música, los párrocos ofrecen homilías convincentes, y preparan un entorno físico atractivo. Esto requiere compromiso, tiempo y recursos financieros por parte de todos los miembros de la comunidad”, apunta Timothy Dolan.

Evangelizar. Las parroquias más vibrantes proporcionan programas y servicios pastorales que invitan a las personas a una relación más profunda con Cristo, señala como último punto el arzobispo neoyorquino.

Implicación de los feligreses

El cardenal Dolan subraya en este artículo que existen muchas otras recomendaciones en el libro. “Por ejemplo, los pastores de las parroquias vibrantes buscan maneras de medir la forma de implicación de los feligreses en la vida parroquial, así como de identificar los puntos fuertes de los miembros del personal y los fieles para adaptar mejor sus dones a las necesidades de la parroquia”.

También se dan cuenta de que la experiencia del domingo, no se limita solo al domingo. “En la era moderna, con los teléfonos inteligentes y las redes sociales, hay un enfoque mucho más interactivo durante la semana anterior al domingo, y una maravillosa oportunidad de construir el compromiso de la parroquia a través del uso de las nuevas tecnologías de la comunicación”, apunta Dolan.

Por último, el cardenal subraya una noticia alentadora: “Los católicos son cada vez mejores en la evangelización y Francisco ha sido un gran inspirador en este sentido”. 

Libro prologado por el cardenal Timothy Dolan. Libro prologado por el cardenal Timothy Dolan.