Sábado 03/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Mundo

Nichols confía en que la visita del Papa acabe con la idea de que la fe debe esconderse de la vida pública

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

En una carta publicada en 'L’Osservatore Romano', el arzobispo de Westminster y presidente de la Conferencia Episcopal de Inglaterra y Gales, monseñor Vincent Nichols, expresa su esperanza en que la visita de Benedicto XVI modifique la idea de que la fe debe esconderse o extraerse de la vida pública.

Con este viaje del Santo Padre "esperamos que la presencia iluminadora y las palabras de Benedicto XVI ayuden a muchos en estas tierras a comprender que la fe en Dios no es un problema por resolver sino un don que se debe redescubrir.

Monseñor Nichols afirma además que "la visita de Benedicto XVI es, sin duda, un evento histórico. La invitación le fue cursada por su majestad la Reina Isabel II. Y será ella misma quien reciba al Papa a su llegada, el 16 de septiembre en Edimburgo. Esta visita, marca además una nueva fase en la larga y compleja historia de las relaciones entre los monarcas de esta tierra y el papado".

La visita del Santo Padre, prosigue el arzobispo, comienza con un evento que celebra el papel de la educación católica en el país: "Benedicto XVI podrá dirigirse a cada escuela de todo el territorio, gracias a una conexión de Internet e invitará a los niños, donde sea que se encuentren, a seguir los eventos de su visita y a sostenerlo con sus oraciones".

El evento fundamental, resalta luego el prelado, será la beatificación del cardenal John Henry Newman que fue "un estudioso de gran profundidad, un escritor y poeta de méritos admirables, un sacerdote de parroquia muy querido por todos los que lo conocieron. Era un hombre que entendía que la mente y el corazón debe andar a la par en las grandes empresas de la vida, la más grande de las cuales es la búsqueda de Dios y de la relación salvífica con Él".