Jueves 21/09/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Mundo

Junto a la Agencia estatal de Cooperación Internacional para el Desarrollo

Líbano: una Fundación española coopera en la primera clínica pública de salud mental del país

Presta apoyo psiquiátrico y psicológico tanto a los libaneses como a los refugiados sirios que alcanzan el 70 por ciento de la población

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Papa Francisco ha recibido recientemente al presidente del Líbano, Michael Aounm, país que más refugiados ha acogido de Siria. Se calcula que casi 200 habitantes de cada mil son refugiados. La Fundación Promoción Social de la Cultura (FPSC) es una de las instituciones españolas que opera en el Líbano con refugiados y sus familias.

Clínica pública de salud mental en Líbano. Clínica pública de salud mental en Líbano.

El proyecto de mayor envergadura en el que trabaja ahora la FPSC en colaboración con la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo, ha sido la instalación de la primera clínica de salud mental pública en el país.

“Se trata de la única clínica psiquiatra disponible en todo el Valle de la Bekaa, territorio colindante con Siria. Además, es el primer consultorio que sigue la estrategia del ministerio libanés de salud. Presta servicios a los refugiados de Siria y a los habitantes de la zona”, explican a Religión Confidencial desde la Fundación.

En el Líbano no hay un sistema público de salud mental y, por lo tanto, esta clínica es un proyecto muy importante para el país pues la intención del gobierno es crear consultorios como este, públicos y de calidad en otras zonas del Estado.  

Este consultorio, por lo tanto, presta apoyo psiquiátrico y psicológico a los habitantes de la zona, a causa de las duras circunstancias por las que han atravesado y la situación en la que viven.

“En año y medio, esta clínica ha atendido más de 6.000 consultas de más de 400 personas. El 30% de los pacientes son del Líbano y un 70%, refugiados de Siria. Se trata de pacientes que nunca han disfrutado de este servicio y que muchos de ellos, no son conscientes de que lo necesitan”, exponen desde la FPSC.

El proyecto, por lo tanto, trata de proporcionar ayuda psicológica y de mejorar la capacitación y coordinación de los actores implicados en la ayuda humanitaria en el marco de los servicios de atención primaria de la sanidad pública libanesa.  

Formación de trabajadores humanitarios

Esta clínica de salud mental está constituida por un equipo médico formado por psiquiatras, psicólogos y trabajadores sociales localizada en Sidón. El equipo también se desplaza a otros lugares de encuentro con los beneficiarios, y apoya a la población refugiada y de acogida en situaciones extremas (actos de violencia y riesgo de suicidio). 

En este tiempo, el consultorio ha dispensado 4.000 dosis de medicinas psicotrópicas: antidepresivos (fluoxetina, y sertalina), antipsicóticos (risperidone) y estabilizadores del carácter como el litio y el ácido valproico.

Además, la Fundación ha formado en primera ayuda psicológica a 250 trabajadores humanitarios y en gestión de crisis a otros 200 trabajadores de las organizaciones que trabajan en la respuesta humanitaria en Líbano, desarrollando un protocolo de gestión de Crisis en Salud Mental. 

Todas las actividades se han realizado en colaboración y coordinación con el Ministerio de Salud Pública del Líbano, la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y la Task Force integrada por 50 organizaciones nacionales e internacionales implicadas en la respuesta a la crisis humanitaria que se vive en el Líbano. Cuenta con una subvención de 611.130 euros de un presupuesto total de 611.830 euros.

Paliar las condiciones de extrema pobreza

Otro de los proyectos en los que está trabajando la FPSC en el Líbano es en el establecimiento de una red solidaria, social, sostenible e innovadora de productos de segunda mano para tratar de paliar las condiciones de pobreza del país y para fomentar la mejora de las relaciones entre la población refugiada y la población local.

Este proyecto se realiza en consorcio con la ONG libanesa Arcenciel y pretende abordar el problema de la extrema pobreza que sufre parte de la población refugiada siria y mejorar las condiciones de la población de acogida libanesa que ve afectada negativamente su economía por la afluencia de los refugiados sirios. 

Basándose en la extensa experiencia de la FPSC para abordar la pobreza y extrema pobreza en Líbano, y de Arcenciel, a través de su proyecto “Tienda social” para la recogida y distribución de donaciones en especie (ropa, accesorios, artículos diversos...) destinadas a personas de escasos recursos, el proyecto pretende extender la red de proveedores de donaciones en especie y fomentar la cooperación con distintas instituciones (escuelas, municipios, ONG, Naciones Unidas, etc.).

Además, proporciona la capacitación y empleo para las mujeres sirias y libanesas más vulnerables, a través de la formación y de la creación de talleres de costura para rediseñar la ropa que no pueda utilizarse y arreglar la que sí.

El organismo cofinanciador es la United Nations Office for the Coordination of Human Affairs y cuenta con una subvención de 263,663.15 dólares que cubre el presupuesto total. 

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·