Viernes 09/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Mundo

Seis meses después del terremoto, Haití afronta su reconstrucción con agradecimiento a la ONG católica Caritas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El presidente de Cáritas Haití y obispo de la diócesis de Anse-à- Veau envió este lunes un mensaje a la red internacional de Cáritas en la que les agradece que sigan haciendo suyos las penas y las esperanzas, de esta población crucificada en su historia. Nos acordamos de esta hermosa cadena de testimonios de la caridad que acudieron, como héroes, al lugar de la tragedia para salvar vidas", recuerda.

En su mensaje, el presidente de Cáritas Haitiana añade: “Hoy 12 de julio, nos acordamos de esta hermosa cadena de testimonios de la caridad que acudieron, como héroes, al lugar de la tragedia para salvar vidas, aliviar el dolor, dar de beber y comer a los necesitados, para amparar, albergar y vivir una solidaridad concreta, o para estar allí simplemente y serlo todo, en silencio, para escuchar, dialogar y dar de nuevo esperanza a los desesperados y corazón a los desmoralizados”.

Monseñor Dumas rinde homenaje “a esa multitud de voluntarios, donantes anónimos, benefactores conocidos o desconocidos, comunicadores, salvadores, zapadores y bomberos de todo el planeta”. “Es imposible –añade-- no hacer una mención especial a todos los delegados de la Confederación que nos han visitado para manifestar su compasión y compartir nuestros sufrimientos, sin olvidar a los que día y noche trabajan discretamente en la oficina nacional de Caritas Haití para coordinar el trabajo en el terreno, con el fin de permitir que el buen pueblo haitiano se levante lentamente y, una vez en pie, pueda tomar en sus manos su destino”.

Por su parte, el presidente de Cáritas Internationalis, cardenal Oscar Andrés Rodríguez Maradiaga, ha aprovechado la fecha para hacer resumen del trabajo desarrollado por la red mundial de la institución a favor de los damnificados de Haití.

“Si nuestra prioridad en los primeros seis meses ha sido la comida, los servicios higiénicos y el refugio para centenares de miles de personas necesitadas –explica el purpurado hondureño--, ahora también tendremos que centrarnos en la reconstrucción. Hay millones de damnificados y muchos de ellos han perdido a miembros de su familia. Es necesario reconstruir colegios, viviendas y vidas. Ahora es importante no olvidarse de Haití".