Viernes 09/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Mundo

Tras 92 años el Gobierno ruso restituye la atención religiosa ortodoxa en las Fuerzas Armadas. A finales de 2010 habrá 250 capellanes

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

En marzo de 2009, el máximo jerarca de la Iglesia Ortodoxa de Rusia sugirió la conveniencia de recuperar a los capellanes castrenses en las Fuerzas Armadas. En julio, el presidente Medvédev secundó la iniciativa y permitió los primeros 'paters' en 91 años. Ahora el ministro de Defensa ha anunciado que se incorporarán hasta 250, durante 2010.

El Patriarca Kiril argumentó el año pasado que la atención religiosa en el Ejército "es una práctica universal". El presidente de Rusia, Dmitri Medvédev, aceptó la propuesta y hasta finales de 2009, 13 clérigos fueron destinados a las bases militares de Rusia en el exterior y el Cáucaso Norte.

Durante este año, está previsto que el número crezca hasta los 250 capellanes. El ministro de Defensa, Anatoli Serdiukov, precisó hace pocos días, según informa la agencia RIA Novosti, que cobrarán alrededor de 20.000 rublos (670 dólares) al mes.

El arcipreste castrense ortodoxo, Dmitri Smirnov, explicó a RIA Novosti que las tareas del restablecido instituto de capellanes militares en Rusia deben centrarse en el fomento de la tolerancia religiosa y la lucha contra los principales males que achacan la sociedad rusa. "El Ejército es un reflejo (de la sociedad) y, por ello, sus males son comunes", dijo Smirnov en alusión a los problemas existentes entre el cuerpo militar ruso, incluida la corrupción.