Viernes 09/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Mundo

El biólogo Francisco J. Ayala se ha convertido en el azote del diseño inteligente. No cesa de repetir que el evolucionismo es compatible con Dios

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Francisco J. Ayala es uno de los científicos españoles más prestigiosos a nivel mundial. Premio Nacional de la Academia de Ciencias de EEUU, y con una quincena de doctorados ‘honoris causa’ en su haber, está empeñado en acabar con el conflicto "inexistente" entre Darwin y Dios, y se ha convertido en el azote de los partidarios del diseño inteligente. En una entrevista concedida a 'La Vanguardia' insiste en que "la evolución es compatible con un Dios personal".

Aunque dejó de ser dominico en los años 60, el prestigioso biólogo evolucionista Francisco J. Ayala afirma tener una muy buena relación con la Iglesia católica. Hasta el punto de que fue invitado a inaugurar el último simposio sobre evolución organizado en Roma por la Universidad Pontificia Gregoriana, donde compartió mesa con el secretario de la Congregación para la Doctrina de la Fe, el cardenal Joseph Levada.

A sus 74 años sigue en activo impartiendo clases y pronunciando conferencias por medio mundo. Publicamos algunas de las reflexiones de Ayala publicadas en 'La Vanguardia':

---El conflicto entre Dios y la evolución es inexistente. En realidad, es al contrario: la teoría de la evolución es más compatible con un Dios personal que el creacionismo o el diseño inteligente.

 

---El creacionismo o el diseño inteligente en realidad son creencias blasfemas... si fueran ciertas y la evolución fuera una mera invención, Dios sería entonces el responsable definitivo de lo mal diseñados que estamos los humanos y de la crueldad, por ejemplo, de algunos predadores o parásitos entre otras muchísimas imperfecciones evidentes.

--El altruismo moral es sólo humano y no nos mueve perpetuar nuestros genes: actuamos a favor de los demás incluso en nuestro perjuicio porque queremos que nuestras acciones tengan consecuencias y que esas consecuencias sean buenas para los demás.

 

La entrevista completa se puede leer en lavanguardia.es.