Viernes 02/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Mundo

El español Faustino Sáinz, nuncio en el Reino Unido, se ha despedido de los obispos. Tiene una grave enfermedad

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

"Mi enfermedad es muy seria y por eso este es mi último encuentro con vosotros. La quimioterapia no me permitirá seguir mi misión aquí". Estas fueron las palabras de despedida del nuncio del Papa en el Reino Unido, el español Faustino Sáinz, ante los obispos reunidos en asamblea plenaria. Dejará su puesto en Londres el 6 de diciembre.

Según las informaciones recopiladas por Religión Confidencial de medios católicos ingleses, explicó a los obispos británicos su reciente diagnóstico de cáncer, tras seis meses de enfermedad y de haber sufrido un derrame cerebral.

Sáinz, de 73 años, nacido en la localidad manchega de Almadén (Ciudad Real) hizo repaso de los principales eventos de los que ha sido testigo desde que fuera enviado al Reino Unido por Juan Pablo II para ser allí su embajador.

Citó la reciente visita de Benedicto XVI, y la visita ad limina de los obispos británicos a Roma. Remarcó el éxito del viaje papal por la humildad mostrada por el Papa, y por su "mensaje y su amable presencia".

Tras anunciarles que dejará el puesto el 6 de diciembre, llegó incluso a bromear sobre su sucesor: "No sé cuándo vendrá, pero sí puedo aseguraros que no será español".

Al terminar su alocución a los obispos británicos, les aseguró: "Siempre llevaré en mi corazón a los católicos del Reino Unido".

Faustino Sáinz (Almadén, 5 de junio de 1937) fue ordenado arzobispo en 1988, y ha pasado por las nunciaturas de Cuba, Congo y la Unión Europea, antes de llegar a Londres en 2004.