Miércoles 20/09/2017. Actualizado 16:50h

·Publicidad·

Mundo

En un nuevo vídeo de la Fundación EUK Mamie Televisión

Ex funcionaria de las Naciones Unidas denuncia el negocio millonario de la ONU en comprar y vender anticonceptivos

Amparo Medina afirma que los programas de salud reproductiva han provocado 30 tipos de enfermedades de transmisión sexual

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La Fundación EUK Mamie – HM Televisión está publicando un nuevo bloque de su serie “Entre profesionales” que lleva por título "Leyes que rigen el mundo". A lo largo de los siete capítulos de los que consta el bloque, Amparo Medina - experta en pastoral familiar y exfuncionaria de la ONU- va desvelando la manipulación de la que somos objeto por parte de organismos tan importantes como son la misma ONU.



Amparo Medina, ex funcionaria de la ONU. Amparo Medina, ex funcionaria de la ONU.

El segundo programa de este bloque lleva por título: “¿Negocios en la ONU?”. Para esta ecuatoriana, la ONU y sus políticas no tienen secretos ya que durante años apoyó la agenda y lideró las campañas de la poderosa organización para introducir sus proyectos a favor del aborto y de la ideología de género en Ecuador y en todo Latinoamérica.

Por eso, hoy puede responder a preguntas de tanta trascendencia como estas: “¿Qué se ha conseguido con la ONU? ¿Cuánto dinero ha recaudado? ¿A costa de qué? Reparto de anticonceptivos, preservativos, pastillas de emergencia de manera gratuita”, etc.

En el vídeo, Amparo Medina denuncia que la ONU no ha conseguido el beneficio de la salud de la mujer, sino “que lo que ha ganado es mucho dinero. Compran los preservativos a 10 centavos en muchas farmacias de la India, y nos lo venden a 25 o 30 centavos de dólar es un negocio. Lo venden además en todos los colegios e institutos de todo el mundo porque las leyes obligan a dispensar estos preservativos. ¿Es o no es un negocio?”.

Respecto a la pastilla anticonceptiva del día siguiente (abortiva) o también llamada de   emergencia, señala que “la ONU la compra en los países más pobres a un dólar y la posteriormente la legaliza a 8 y 11 dólares que es el promedio de coste internacional”.

Esa feminista, atea y revolucionaria que se convirtió a la fe católica tras un accidente, apunta en el vídeo que el negocio es decirles a los niños que la única manera de ser felices y gozar de sus derechos es usar un preservativo o unas pastillas anticonceptivas.  “Y luego decirles que ni siquiera se lo tienen que comunicar a sus papás, ni tampoco los médicos, porque las leyes se lo prohíben”.

Mentiras de la vacuna del papiloma humano

Alerta asimismo que muchas enfermedades cardiovasculares guardan una estrecha relación con el uso de pastillas anticonceptivas y que la mayoría de enfermedades de transmisión sexual se contagian piel a piel, y, por lo tanto, “aunque se utilice preservativo te puedes contagiar”, explica.   

Denuncia también el negocio de la vacuna del papiloma humano. “La ONU la está vendiendo por el doble que la ha comprado. Esta vacuna además no tiene efecto en muchas mujeres y puede producir efectos irreversibles en mucho mujeres, uno de ellos es la infertilidad. Por esta razón, el ministerio de salud del Japón lo ha prohibido porque ha subido el número de mujeres infértiles. Y también causa daños cerebrales gravísimos. Se ha creado una asociación de víctimas de la vacuna del papiloma humano”.  

Relaciones sexuales a los 10 años

Amparo Medina insiste en que la ONU propaga la promiscuidad. “Cada aborto cuesta unos 300 dólares. En USA se realizan un millón y medios abortos. En España 8.000 abortos al año y ahora se producen más de 100.000 abortos al año. Este es el negocio. “La multinacional americana Planned Parenthood ha ganado 456 millones de dólares a costa de la salud de sus hijos, de los míos, de las mujeres jóvenes y de tontos útiles como los políticos. Todos han perdido menos las Naciones Unidas y las farmacéuticas”.

Denuncia asimismo que en América Latina, antes de que la ONU empezará a propagar con estos programas, los jóvenes comenzaban su vida sexual entre los 16 a 17 años, pero ahora los inician a los 10 y 12 años. Esto ha provocado que en América Latina haya 30 tipos de enfermedades de transmisión sexual”, dice. 



·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·