Jueves 27/07/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Mundo

Desde hace cinco años disminuyen las vocaciones sacerdotales

Crisis de los seminarios en el mundo tras el boom de 1978 a 2012

Cierre de parroquias en Alemania y Suiza por la escasez de sacerdotes

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Las últimas cifras de la Oficina Central de Estadísticas de la Santa Sede en el Annuarium Statisticum Ecclesiae, pone de manifiesto que tras el boom de las vocaciones sacerdotales, registrada en los seminarios de todo el mundo entre 1978 y 2012, ha comenzado un cambio de tendencia desde hace cinco años.

El Papa Francisco con un grupo de seminaristas. El Papa Francisco con un grupo de seminaristas.

“La Iglesia católica parece no ser capaz de dar un giro a este cambio de tendencia”, recoge un artículo publicado en el blog “BenedettoXVI, una respuesta al intento de desmantelamiento de la Iglesia Católica”

Según esta reflexión, el pico de las vocaciones vino con san Juan Pablo II, que se elevó de 63.882 seminaristas del primer año de su pontificado en 1978, a 114.439, casi el doble, en el año de su muerte, 2005. La cifra registró un mayor crecimiento con Benedicto XVI, llegando a 120.616 en 2011. En 2012, las cifras se estabilizaron en  120.051 vocaciones.

“Desde entonces, sin embargo, comenzó a declinar con el Papa Francisco: desde que se alcanzó 118.251 seminaristas de 2013 a 116.843 de 2015.  Es lo suficiente como para hablar de una crisis, escasez de sacerdotes y cierre de parroquias especialmente en comunidades de símbolo del liberalismo teológico como por ejemplo en Alemania y Suiza. Por el contrario, en otras diócesis, especialmente en África y en los Estados Unidos, fieles a la tradición de la doctrina católica, las vocaciones han florecido abundantemente”, señala el artículo.

Diócesis donde aumentan las vocaciones

Según el blog, un ejemplo de diócesis donde aumentan las vocaciones en la de Madison, (Wisconsin, USA). En 2003, cuando llegó el obispo monseñor Robert Morlino, solo había seis seminaristas. En doce años, se multiplicaron por seis, llegando a ser 36 en el año 2015.

“¿Cómo? Gracias a la cuidadosa dirección del nuevo pastor con el retorno a la ortodoxia católica, cerrando algunos grupos disidentes que se autoproclamaban  católicos, aunque distantes años luz de la sana doctrina, a la propagación de cartas pastorales para proteger a la enseñanza católica sobre el matrimonio , homilías alabando la santidad de la vida, dignas celebraciones litúrgicas, etc.”, recoge el blog.

Lo mismo ocurre con la diócesis de Lincoln, Nebraska, donde los obispos más fieles a la doctrina de la Iglesia consiguieron vocaciones sacerdotales en proporción mucho más alta que la de otras diócesis. El mismo obispo de Lincoln, monseñor James D. Conley, en una entrevista publicada en Catholic World Report, ha relacionado este fenómeno sin duda a la fidelidad a la enseñanza tradicional de la Iglesia.



“Somos
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·