Martes 06/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Mundo

Los obispos de Corea del Sur ruegan por la búsqueda de vías de diálogo para superar la crisis provocada por Corea del Norte

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

"Hacemos un llamado a los gobiernos del Sur y del Norte para que se reúnan y busquen las vías del diálogo", dijo a la agencia vaticana Fides monseñor Peter Kang U-il, presidente de la Conferencia Episcopal de Corea del Sur, tras el ataque de Pyongyang a la isla surcoreana de Yeonpyeong, en el que murieron 2 soldados y 2 civiles.

Kang U-il rogó "para que la situación no empeore y no se convierta en un conflicto abierto", dicen los obispos de Corea del Sur en un comunicado. "Oramos para que el Señor dé a todos los dirigentes y a todos nosotros la fuerza y la luz para superar esta crisis. Actualmente vivimos en un momento de gran confusión y también de miedo".

El obispo dijo a Fides que "el gobierno del Sur todavía no conoce bien las razones de este ataque que está aumentando la tensión en la península. Aparentemente se trata de razones de táctica política. Tal vez, dicen, es una manera de desviar la atención de los dramáticos problemas internos. De la escasa información que tenemos sobre el Norte, sabemos que la situación económica es muy difícil, y que se sufre de hambre y miseria".

"Pero estoy seguro que los líderes del Norte saben que la guerra no conduce a ninguna parte, que es solo una catástrofe que hace sufrir a los civiles. Es una posibilidad que debemos tratar de evitar por todos los medios".

Consideraron "urgente" que "la comunidad internacional intervenga, no puede cerrar los ojos ante esta situación".