Martes 06/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Mundo

A pesar de las críticas de Benedicto XVI a su 'Ley de Igualdad', Gordon Brown se muestra "encantado" de su visita al Reino Unido

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Hasta el lunes pasado, la Santa Sede no había hablado oficialmente de la visita del Papa al Reino Unido. El anuncio fue acogido con polémica por las críticas de Benedicto XVI a la 'Ley de Igualdad' por suponer una amenaza a la libertad religiosa. A pesar de ello, el primer ministro Gordon Brown afirmó en una nota estar "encantado" por la visita papal que será "un emocionante evento para todo el país. Será recibido, añadía la nota, con una calurosa bienvenida".

El Papa recordó que este país "es conocido por su firme compromiso en la igualdad y oportunidad de todos los miembros de la sociedad". Por ello denunció la legislación promovida por el Gobierno que quiere "imponer limitaciones injustas a la libertad de las comunidades religiosas para actuar según sus creencias". La legislación, fuertemente criticada por los obispos británicos, pretende, entre otras cosas, forzar a la Iglesia católica a ordenar mujeres.

El Papa señaló que, en el Reino Unido, "entre las presiones del secularismo, también existen muchos signos de fe viva y de devoción entre los católicos de Inglaterra y Gales". Se refirió "al entusiasmo en acoger las reliquias de Santa Teresa, o el interés por la futura beatificación del cardenal Newman".

"Con ocasión de mi próximo viaje apostólico a Gran Bretaña tendré la oportunidad de experimentar esa fe, y como Sucesor de Pedro, fortalecerla y confirmarla. Durante los meses de preparación, dijo a los obispos, alentad a los católicos de Inglaterra y Gales en su devoción y asegurarles que el Papa les recuerda constantemente en sus oraciones y les lleva en su corazón".